Mitología del Salvador: Dioses, mitos, e historias de terror!

La mitología del Salvador, se caracteriza por estar llena de creencias en relatos llenos de misterio y de terror que tienen su origen en los primeros pobladores Salvadoreños; y que aun en la actualidad influyen en la cultura, identidad, tradiciones y vida diaria del Salvador.

Los mitos del Salvador, son muy conocidos en toda Centroamérica; han sido pasados de generación en generación por el pueblo salvadoreño. Sus historias están hechas con diferentes propósitos, encierran un mensaje religioso, de moral o simplemente un cuento para asustar niños y adultos en la noche de los muertos.

Esta mitología se caracteriza, por sus cuentos populares y aunque no es muy conocida; muchos de los habitantes de el Salvador aseguran que la mayoría de sus historias están basadas en hechos de la vida real e incluso han tenido la experiencia de presenciar con los seres protagonistas de sus mitos y leyendas.

Dioses de la mitología del Salvador

Queton Tuzeus

Es el dios de la torpeza, lo describen con una apariencia musculosa, tonto y con deficiencia en la masa cerebral. Tenía una voz poco inspiradora, muy similar a un ceceo. Se cree que los demás dioses le llamaban “el automático”; esto se debía a que cada vez que Queton Tuzeus decía algo, era simplemente para cometer un error.

Anona Frodita

Era identificada como la diosa ausente, la razón era porque cuando era necesaria su presencia, pero Anona sospechaba que no le convendría asistir simplemente nunca hacía presencia. Hacía que los fondos de las pensiones desaparecieran junto con ella.

Huevonius

El dios de la pereza, lo describen con largos brazos y unos ojos semi cerrados. Era sumamente descuidado y lo único que solía hacer era estirarse todo el día, sin prestar atención a sus funciones.

Pereque

Era una especie de duende, que representaba las contrariedades. También era llamado “Tuntunius”, lo cual significaba pequeñas molestias o excusas e inconvenientes. Generalmente aparecían por las noches en la calle del Salvador extorsionando a los hombres y persiguiendo a las mujeres que fueran rubias.

Dechotus

Tiene una similitud a los dioses griegos y romanos Hermes y Mercurio; Dechotus es el dios del ingenio y el comercio. Conocido por su gran cualidad para sobresalir en los comercios, sin embargo se cree que fracasó por su falta de entusiasmo en los ascensos.

Otros dioses

Existen registros de algunos exploradores de las tierras del Salvador, donde se hace mención de otros dioses pertenecientes a esta mitología; como: Dios voz de grillo, duende constructor, Dios Pinochius y el hada Mamola.

Sin embargo, muchos de estos registros aún no han sido totalmente traducidos y descifrados para saber con exactitud las funciones y características de estos otros dioses de la mitología del Salvador.

Mitos más populares de la mitología del Salvador

Los mitos salvadoreños, han sido una tradición oral que ha pasado de generación en generación. Estas creencias han perdurado hasta la actualidad en el Salvador; están basados en hechos de origen sobrenatural o fenómenos naturales que no pueden ser explicados científicamente, pero que han influido mucho en la vida de los salvadoreños.

El mal de ojo

Este mito se ha convertido en el más popular en el Salvador. Existe la creencia de que hay personas que tienen un espíritu con mucha fuerza y que cuando ve intensamente a otra persona puede echarle “mal de ojo”; especialmente a los niños que son más vulnerables.

La forma de reconocer si una persona tiene el mal de ojo, es por presentar síntomas como: vómito, diarrea y una sensación de agotamiento y desgana en todo el cuerpo en general; incluso si no es tratado a tiempo podría llevar a la muerte.

La única forma de curar un mal de ojo, es visitar a un “curandero”. Este con ayuda de algunas hierbas, alcohol y también tabaco; hace una mezcla que unta en todo el cuerpo del afectado para alejar el mal de ojo.

La única forma de evitar el mal de ojo, especialmente en los infantes; es hacerle una protección en la muñeca o el tobillo con una pulsera, que está hecha con cintas rojas y negras. En algunas ocasiones hasta le pueden colocar unas semillas de ojo de venado.

Mitología del Salvador
Mito del mal de ojo, mitología del Salvador

La soguilla

Este mito tiene que ver con la tos en los perros. Se cree que cuando un perro es atacado por la tos la única manera de curarlo para que no muera, es haciéndole una collar llamado “soguilla”, se hace con cuerdas y olotes. Se usa solo la mazorca sin los granos de elotes y se le coloca en el cuello del perro.

El hipo

Otra de las creencias más comunes del pueblo salvadoreño, es que para quitar el hipo solo hay dos maneras: asustar a la persona o también contarle una mentira para causarle una sensación de tristeza.

En el caso de los niños recién nacidos, la única manera de quitarles el hipo; es que la madre les coloque un hilo rojo humedecido en la frente y automáticamente este se curará.

El píspelo

Es una enfermedad de los ojos, causa irritación e inflamación de toda la zona ocular. En el Salvador, tienen la fuerte creencia de que el origen de esta enfermedad se debe a observar a los perros cuando están en su momento de apareamiento. La forma de curar el píspelo es pasar la cola de un gato negro por la toda la zona inflamada.

La lechuza

En los pueblos de el Salvador, es muy común la creencia del significado del canto de la lechuza. Cuando este animal aparece por las noches en alguna casa y hace su canto, se cree que uno de los habitantes del hogar está próximo a morir.

Mitología del Salvador
Mito de la lechuza, mitología del Salvador

El chillo

El chillo es un pájaro muy pequeño pero que tiene un canto muy agudo y escandaloso; cuando el chillo se para en la fachada de un hogar y hace su canto significa que habrá una visita especial ese día.

La flor de amate

El amate es un árbol común en el Salvador, el cual no da ningún tipo de frutos ni de flores. Sin embargo, se cree que este árbol justo a las doce de la noche, en lo más alto de su copa nace una flor blanca que cae al suelo.

Se cree que aquel que encuentre esta flor de amate, podrá tener todo lo que siempre ha querido; pero no sin antes pasar pruebas para derrotar al diablo, ya que este es el verdadero dueño de la flor de amate.

Mitología del Salvador
Árbol de amate, el Salvador

Historias de terror en la mitología del Salvador

1.- El cadejo

Esta leyenda cuenta que cuando dios observó todos los males que aquejan al pueblo salvadoreño, y creó una criatura que sirviera para atemorizar a los pueblerinos pero que al mismo tiempo les brindara protección.

Esta criatura lleva por nombre “cadejo”, tiene la apariencia de un perro, con los ojos de color rojo intenso y de pelaje blanco. Pero el demonio actuando por celos, creo otro cadejo de color negro idéntico al cadejo blanco original pero con los ojos color escarlata; para causar terror en el pueblo.

El cadejo blanco, creado por dios representa bondad y protege a todo aquel que se encuentre en su camino. Es un ser de luz, que protege las almas de las personas que creen en dios; especialmente de los niños pequeños y los recién nacidos para que el demonio no se las lleve.

El cadejo negro, creado por el demonio representa el mal; atacando a todo aquel que se encuentre en su camino. Los hipnotiza para robarles el alma; la mejor manera de mantener alejado al cadejo negro es con el humo del incienso, el cual es comúnmente conocido en el Salvador como “sahumerio”.

2.- La siguanaba

Esta leyenda pertenece a la mitología salvadoreña; sin embargo, también es muy popular dentro de la mitología de Guatemala. También es llamada “sihuehuet”, que significa “mujer hermosa”. Cuenta la leyenda de la sihuehuet quedó embarazada, producto de un romance que tuvo con el hijo del dios Tláloc.

Pero sihuehuet era muy mala madre, siempre dejaba a su hijo solo y solo le importaba complacer a su amante. Cuando el dios Tlaloc se enteró de esto la maldijo llamándola siguanaba, que significa “mujer horrible”.

De esta manera, ella seguiría siendo una mujer hermosa; pero en el momento que cualquier hombre se le acercara se convertiría en una mujer horrible que aborrecerán. Y a su hijo el cipitío, en recompensa por el sufrimiento vivido junto a su madre el dios Tlaloc le concedió juventud eterna.

La siguanaba fue condenada por dios a vagar por los campos, siempre sale por las noches cerca de los ríos del Salvador y se le aparece a todos los hombres que viajen solos por las noches; especialmente al hombre don Juan que presume sus amoríos. Todos los hombres que la miran se vuelven locos por ella y la siguanaba los hechiza para que salten a los barrancos.

3.- El cipitio

También es llamado cipit o cipitillo; es el hijo de sihuehuet y el dios lucero de la mañana. El dios Tlaloc lo condenó a no crecer y quedo eternamente con la apariencia de un niño de once años, que se alimenta básicamente de bananas y de cenizas.

A pesar de ser el hijo de un dios, el cipitio tiene la apariencia de un niño de bajos recursos y con deformaciones físicas. Tiene los pies al revés, una gran barriga, un sombrero puntiagudo hecho de palma, alas en la espalda y tiene la habilidad de poder teletransportarse.

Esta leyenda es totalmente originaria del folclore del Salvador, y el significado de su nombre proviene de la palabra “cipote”, el cual es el término utilizado para nombrar a los infantes en el Salvador.

A pesar de ser una criatura inofensiva, le encanta hostigar a las personas haciéndoles bromas para luego burlarse en su cara a carcajadas. Se cree que la única manera de ahuyentar al cipitío es comer en el baño frente al inodoro; el cipitio siente asco por sus malos hábitos y se aleja.

4.- La carreta chillona

Cuenta la leyenda que a Cirina, se le apareció una carreta bruja. Tenía la apariencia de una carreta común y corriente, sin bueyes; pero en la punta de las estacas tenía carabelas humanas con expresiones bastantes grotescas de diferentes sonrisas.

Esta carreta llevaba como cargamento, un montón de cadáveres decapitados que aún se retorcía en la carreta. Se le llamaba carreta chillona, porque los cadáveres iban gritando los nombres de las personas mentirosas e hipócritas que vivían en el pueblo por donde pasaban.

Cirina fue tan curiosa, que no aguanto la tentación de salir de su casa para observar a la carreta chillona; su espanto fue tanto que amaneció muerta en un charco de sangre. Esto le paso a Cirina por ser chismosa, mentirosa, criticona y juzgona.

5.- El padre sin cabeza

El padre sin cabeza, aparece frente al portón de la iglesia del rosario cada viernes a la media noche. Hace un recorrido por toda la manzana que rodea la iglesia, y regresa al patio central; algunas veces se le ha observado en el campanario de la iglesia.

Existen muchas versiones de esta leyenda; sin embargo, la más común es la creencia de que se trataba de un sacerdote en pena que falleció cometiendo un pecado mortal que no tuvo confesión y perdió la cabeza por una relación amorosa. Además de estar presente en la mitología del Salvador, esta leyenda es común en todo Centroamérica.

6.- El duende

Se trata de un espíritu que se enamora de las mujeres jóvenes del pueblo, las persigue y no las deja tranquilas hasta que las deja solteronas.

La única manera de hacer que el duende las deje en paz es que hagan cosas como no bañarse o cualquier acción antihigiénica que le parezca desagradable al duende haciendo que se aleje de ellas dejando un ruido muy estruendoso.

7.- La descarnada

Se trata de una hermosa mujer que aparece en las carreteras pidiendo un aventón, era muy sencillo que los hombres cayeran a sus encantos; generalmente se presenta como una mujer muy sexy con una vestimenta muy llamativa.

Una vez que los hombres montaran a esta mujer misteriosa en sus autos, esta comienza a seducirlos; cuando la besan y tocan su piel se desgarra hasta quedar en un esqueleto. Los hombres que tienen un encuentro con la descarnada quedan traumatizados para toda su vida.

Conclusión

La mitología del Salvador, está llena de magia, misterio, terror y fantasía; con mitos y leyendas de criaturas y espíritus que tienen como finalidad relatar una mezcla de hechos reales y de ficción.

Estas historias tienen una mezcla de seres fantásticos y la vida diaria de los salvadoreños; tienen como objetivo dejar una enseñanza o aplicar una lección para corregir los errores cometidos por las personas pero de un modo bastante tenebroso.

Cada historia varía de un pueblo a otro dentro del Salvador, cada uno lo ajusta a su propia historia; y sus creencias aun tienen una fuerte influencia en la actualidad. Incluso muchas de ellas han llegado a todo Centroamérica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here