Vulcano, Dios Romano Del Fuego, Volcanes Y La Herrería

Vulcano conocido como el dios romano del fuego, volcanes y la herrería y miembro del consejo de dioses, tenía la distinción de ser el único dios feo. Su padre, Júpiter, tuvo numerosos hijos, pero ninguno con su esposa, Juno, que quería tener su propio hijo. Juno decidió tener un bebé por su cuenta, lo que llevó al nacimiento de Vulcano.

Era un bebé de cara roja y llorando, tan poco atractivo que la conmocionada Juno lo arrojó del Monte Olimpo. Después de un día y una noche de caída de los cielos, aterrizó en el mar. El niño caído se rompió ambas piernas, lo que le dejó con una cojera permanente.

Las ninfas del mar recogieron al niño y lo criaron. Pasó sus años de juventud vagando felizmente por la playa, donde encontró carbón que recogió en conchas y almacenó en una gruta submarina. Eventualmente, hizo un fuego con el carbón y aprendió a hacer objetos hermosos. Vulcano se volvió tan hábil que se le conoció como el herrero de los dioses. Él creó sus objetos de belleza y armas mágicas.

Origen

Los talentosos artesanos tenían un amor y aprecio especial por una de las ninfas que lo salvaron, y elaboraron un impresionante collar de perlas como regalo. Estaba muy orgullosa de su collar y lo usó en una fiesta de dioses en el Monte Olimpo. Juno se asombró de su belleza e insistió en saber cómo adquirir una para sí misma. Al enterarse de que fue su hijo abandonado quien hizo el hermoso objeto, insistió en que volviera con ella.

Vulcano no estaba muy entusiasmado por regresar a la casa de la madre que lo arrojó de una montaña. En vez de eso, envió un regalo a Juno. Era una silla mágica hecha de oro y adornada con joyas. Encantada con su regalo, Juno se sentó rápidamente sobre él, pero la silla la atrapó con cadenas irrompibles. Allí permaneció sentada durante tres días, incapaz de abandonar su asiento.

Finalmente, Júpiter hizo un trato con Vulcano para salvar a su esposa. Le prometió a Vulcano la hermosa diosa Venus a cambio de la liberación de Juno. Vulcano regresó al Monte Olimpo y tuvo a su impresionante esposa.

Matrimonio de Vulcano

Venus era la diosa de la belleza, y era considerada la más bella de todas las diosas. Irónicamente, terminó casada con el dios más feo. Tal vez esto es lo que la llevó por mal camino, ya que fue bastante infiel a Vulcano con varios amantes.

En un momento dado, Venus tuvo una aventura con Marte, el dios de la guerra, y el hermano de su marido. Cuando se enteró de la relación, Vulcano se indignó y creó una red de oro irrompible para atrapar a los adúlteros. Los tenía atrapados en la red y llamó a los otros dioses para que los ridiculizaran y los avergonzaran.

Sin embargo, los acontecimientos no salieron como él esperaba. Júpiter se irritó con él por hacer tal espectáculo del asunto, y los otros dioses se burlaron de Vulcano en su lugar. Decidió que valía la pena su propia humillación por tener su hermosa Venus. Según las leyendas, cada vez que Venus tenía una aventura, Vulcano se enojaba tanto que hacía erupción en un volcán. Esta es la razón por la que hay tantos volcanes.

Minerva

Antes de su matrimonio con la bella Venus, la mayoría de los problemas de Vulcano provenían de su falta de atractivo. Un día, Júpiter tuvo un terrible dolor de cabeza que no desapareció. En un esfuerzo por ayudar, Vulcano tomó un hacha y abrió la cabeza de su padre. Minerva, la diosa de la sabiduría, fue creada cuando surgió de la cabeza partida de Júpiter. Vulcano se enamoró de ella inmediatamente, pero ella no estaba interesada en el dios feo en absoluto y lo rechazó de plano.

Pandora

Cuando la humanidad robó los secretos del fuego, Júpiter se indignó y llamó a los otros dioses a crear un regalo venenoso como castigo. Fue Vulcano quien moldeó el encantador pero tonto Pandora de arcilla. Al casarse con el Titán Epimeteo, trajo un regalo de los dioses. Era una caja, con una advertencia de que no debía abrirse. Se conoció infame como la Caja de Pandora, ya que una vez que la abrió, todo el mal fue liberado en el mundo.

Influencia histórica

Cada 23 de agosto, un festival llamado Vulcanalia se celebraba en honor de Vulcano. El santuario más antiguo de Vulcano estaba situado en el Foro Romano, en la base de la Colina Capitolina, una de las Siete Colinas de Roma. A los romanos se les aconsejó que los santuarios de Vulcano se ubicaran fuera de los límites de la ciudad para evitar incendios de celebración en la ciudad.

Dieron sacrificios para salvar el grano y el alimento en los campos del daño del fuego. Los romanos asociaron la época de la fiesta con terremotos, incendios y erupciones volcánicas. En el año 64 d.C. se produjo el gran incendio de Roma. Se creía que Vulcano necesitaba ser aplacado después de este evento, y se hacían sacrificios adicionales mayores al dios durante Vulcanalia cada año. Desafortunadamente, a pesar de los sacrificios, un día después del 23 de agosto del 79 d.C. tuvo lugar la gran erupción del Vesubio que causó la destrucción de Pompeya y Herculano.

Influencia Moderna

Quizás la referencia más notable en la cultura moderna a Vulcano es la raza de alienígenas extraterrestres que llevan su nombre en Star Trek. El planeta Vulcano tenía una superficie llena de fuego, campos de lava y volcanes, aparentemente en referencia directa al dios. La raza vulcanita parecía tener un tono verdoso debido a su sangre a base de cobre (Vulcano era el dios de los metales). Además, al igual que el dios romano, los Vulcanos de Star Trek eran hábiles artesanos y eran conocidos por su tecnología de origen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here