Inicio Seres Mitológicos Sátiros: Criaturas Mitad Hombre Y Mitad Cabra De La Mitología Griega

Sátiros: Criaturas Mitad Hombre Y Mitad Cabra De La Mitología Griega

Además de haber dioses y diosas en la mitología griega, también había una gran cantidad de criaturas. Mientras que algunas de estas criaturas tenían un papel bastante menor, otras eran un poco más prominentes. Los sátiros ocupaban un lugar importante en las historias, y a menudo se los asociaba con Dioniso, el dios del vino.

¿Qué es un Sátiro?

sátiros

Los sátiros son los animales originales de la fiesta. Estas criaturas griegas nacieron “una tribu de los indefensos e inútiles”, pero pronto encontraron su lugar en el mundo: entreteniendo a Dioniso, el dios del vino, con su música, sus bailes y su alegría salvaje.

Apariencia 

Son conocidos por su comportamiento animal, y su apariencia va de la mano con su personalidad. En el arte griego primitivo, los sátiros son en parte hombres y en parte chivos o burros. Tienen la cabeza llena de rizos gruesos, barbas que caen hasta el pecho y cuernos rechonchos que se asoman de sus rizos. Sus narices son cortas y redondas, mientras que sus orejas son largas y puntiagudas. La cola de un caballo o de un burro brota de la parte baja de la espalda y se hunde en el suelo.

Algunos sátiros variaban ligeramente en apariencia. Los Panes, por ejemplo, tenían patas de cabra en lugar de rasgos de caballo. Los Silenos eran más delgados y viejos, con cabezas calvas. Y el adorable Satyriskoi eran solo unos chicos jóvenes, sin las barbas y los músculos abultados de sus compañeros mayores.

En el arte griego tardío, los sátiros comenzaron a aparecer aún más animales. Además de tener cola de caballo, empezaron a tener patas de caballo o de cabra. Las imágenes de hoy son similares: ¡cuanto más caballero mejor!

Personalidad

Los sátiros son asistentes de Dionisio, el dios griego del vino y de la fiesta, y su bullicio los hace perfectos para el papel. Se deleitan con el vino, la música, el baile y, sobre todo, con las mujeres. Sus fiestas generalmente se vuelven frenéticas, ya que no pueden controlar su espíritu. El control de los impulsos simplemente no existe entre los sátiros.

Desde la distancia, una fiesta sátira puede parecer el lugar ideal, pero si te acercas demasiado, te arrepentirás de haber prestado atención a sus cañerías. Los sátiros son salvajes e imprudentes, una combinación que puede convertirse rápidamente en destrucción. Se sabe que han destrozado aldeas que se encontraban en el camino de sus desfiles, pisoteando cosechas, saqueando comida y, en general, haciendo un desastre de pesadilla.

Pero sin duda, los sátiros son la mayor amenaza para las mujeres. Son famosos por su insaciable lujuria, y no aceptan un no por respuesta. Estas musculosas y borrachas criaturas han sido responsables de violar a innumerables ninfas, así como a hermosos mortales.

Habilidades especiales

Aún así, hay un método para la locura de los sátiros. Son extremadamente talentosos con los instrumentos musicales, y pueden producir melodías tan hipnóticas en sus tubos y flautas que otras personas, e incluso animales, se ven obligados a unirse a su fiesta. Tamborines y tambores de metal también se pueden escuchar en su melé musical. También son bailarines prolíficos, con algunas de sus danzas con propósitos rituales que ayudan a los cultivos a crecer o apaciguar a los dioses.

Mitos de los sátiros

sátiros

Los sátiros aparecen por primera vez en la literatura griega alrededor del siglo VIII a.C. Hesíodo, Ovidio, Estrabón, Esopo, Virgilio, Cicerón y Nono, todos escribieron sobre las fiestas salvajes, las peleas y los asuntos de los sátiros. Los sátiros también son muy populares en la cerámica ateniense de figuras rojas. Durante los siglos V y VI a.C., innumerables diseños de figuras rojas incluían sátiros tocando sus flautas o manipulando enormes odres de vino.

Alrededor del siglo V a.C., los sátiros también se hicieron muy populares en el teatro. Durante las obras de teatro, un coro de actores vestidos de sátiros comentaban el drama, a menudo con un efecto cómico. Una obra completa de Sátiro, Cíclope de Eurípides, todavía existe hoy en día. También se han encontrado fragmentos de obras de sátiro escritas por Sófocles y Esopo.

En el momento en que los sátiros fueron transmitidos de los griegos a los romanos, habían comenzado a ser confundidos con otros animales de partido. Los romanos sustituyeron a los sátiros por faunos, criaturas del bosque con patas como una cabra. Los faunos seguían haciendo el júbilo del Sátiro, pero no eran tan robustos como sus antepasados. Tenían un aspecto más infantil y más conexiones con la naturaleza y la vida silvestre que con la agricultura y el vino.

Apariencias modernas

El espíritu del antiguo sátiro sigue vivo en la literatura fantástica de hoy en día, aunque se les conoce más comúnmente por su nombre romano, fauno. Estos alborotadores musicales se pueden encontrar en todo, desde las Crónicas de Narnia de CS Lewis hasta Fantasía de Walt Disney, pasando por el juego de rol Calabozos y dragones.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here