Anticristo: Falso Profeta Durante El Apocalipsis

El Anticristo es un falso profeta que aparecerá al comienzo del apocalipsis para hacer que los cristianos leales denuncien su fe. A través de los años, incontables líderes políticos y religiosos han sido acusados de ser el Anticristo – pero ninguno de ellos ha hecho llover fuego desde los cielos todavía, así que parece que el mundo todavía está esperando que este villano se dé a conocer. Así como las hadas tienen su significado en el cielo y la tierra, o los elfos.

anticristo

Descripción Física

Ninguna descripción física se encuentra en la Biblia. De hecho, el nombre parece aplicarse a un grupo de personas, todas las cuales niegan la verdad de Jesús. Estos Anticristos son descritos varias veces en las Epístolas de Juan:

“Hijitos habéis oído que vendrá el opuesto a Dios, ahora mismo hay muchos anticristos” y “Muchos engañadores han salido al mundo, los que no confiesan que Jesucristo ha venido en la carne; cualquiera de ellos es el engañador y el anticristo”.

Sin embargo, Juan no da ninguna señal física que pueda ser usada para identificar a una persona que pertenece al grupo del Anticristo. Presumiblemente, ¡pueden tener cualquier apariencia! Las imágenes de un Anticristo individual provienen de Tesalonicenses y del Libro de las Revelaciones.

Sin embargo, estos libros no usan la palabra “anticristo”. En cambio, se refieren a un “falso profeta”, “bestia de la tierra” o “bestia del mar”. De nuevo, las descripciones del falso profeta y de la bestia se centran en sus acciones, más que en su apariencia, pero se mencionan algunos rasgos tentadores.

La bestia puede tener “siete cabezas con diez cuernos cada una”, o puede tener una cabeza con “cuernos como un cordero”. Él marca a todos sus seguidores con su nombre o su signo en la frente o en la mano. Su nombre es desconocido, pero algunas personas creen que se traduce en el número 666.

Hoy en día, la gente que cree en el Anticristo como persona individual tiende a enfocarse en su estatus de líder carismático. Se espera que sea un hombre atractivo con una voz rica y un gusto por la ropa fina. También puede tener marcas extrañas en la cabeza o en las manos.

Personalidad

El Anticristo es un siervo del Diablo, y tiene toda la maldad y sed de poder que se asocia con su amo. Pero hay más en él que eso. En primer lugar, es carismático, tan carismático que millones de personas seguirán su ideología, incluso cuando lleve a acciones extremas como adorar al diablo o dejarse marcar en la cabeza.

Segundo, el Anticristo es rebelde. Con frecuencia se le describe como “el sin ley”, un personaje que se niega a aceptar autoridades establecidas como la iglesia y el gobierno. La gente que cree en el Anticristo espera que él trate de derrocar a estas autoridades y establecer un nuevo orden mundial, en el cual él haga todas las leyes.

Tercero, es deshonesto. Con nombres como “el engañador” y “el falso profeta”, está claro que este personaje ha dominado el arte de la mentira. De hecho, su propósito principal parece ser refutar la verdad de Jesús, para que la gente rechace la salvación y acabe en el infierno, donde el diablo puede disfrutar de su tormento.

Finalmente, se podría decir que este personaje es extremadamente arrogante. Sus poderes naturales, combinados con la adoración de millones de personas, le llevarán a “exaltarse a sí mismo sobre todo dios u objeto de adoración, para que tome su asiento en el templo de Dios, declarándose a sí mismo Dios.”

Habilidades especiales

Puede ser un hablador suave, pero también tiene poder real para respaldar su discurso. Es capaz de producir todo tipo de “señales y prodigios” para convencer a la gente de que es un verdadero profeta. Estos incluyen traer fuego del cielo, animar una estatua de “la bestia” para que pueda hablar, y curar o sobrevivir a heridas mortales.

El Anticristo también tiene la autoridad de demonios menores. Puede convocar a demonios individuales para que le ayuden a difundir sus señales y prodigios, o, si se enfrenta a un enemigo serio, puede reunir a todos sus demonios en un ejército.

Origen

La iglesia cristiana primitiva no puso mucho énfasis en él. El término fue usado simplemente para describir a la gente que rechazaba la verdad de Jesús. Sin embargo, no pasó mucho tiempo antes de que los miembros de la Iglesia comenzaran a usar la etiqueta del Anticristo para acusar a sus enemigos de ser corruptos y peligrosos.

Para el siglo III d.C., la iglesia cristiana había comenzado a acusar a los líderes romanos, especialmente al emperador Nerón, de ser ” Satanás “. Los cristianos también comenzaron a buscar señales en el texto Bíblico que pudieran guiarlos al demonio.

El número 666 fue usado para “descifrar numerológicamente” los nombres del Anticristo (incluyendo varios líderes romanos), y la bestia de los diez cuernos del mar fue interpretada como Roma dividida en diez reinos.

Reforma protestante

A medida que el poder del Imperio Romano se escabullía, las acusaciones del Anticristo comenzaron a desvanecerse también. Los eruditos religiosos todavía especulaban sobre el misterioso carácter, pero se enfocaban en señales que les ayudarían a identificar al Anticristo en el futuro, en lugar de señales que pudieran ser usadas para acusar a un líder actual de ser el Anticristo.

A medida que crecían las tensiones entre la iglesia pre-protestante y la iglesia católica romana, los rebeldes religiosos comenzaron a murmurar que los líderes católicos, especialmente el Papa, eran el Anticristo. Durante la escisión Protestante-Católica, los líderes protestantes como Martín Lutero y Juan Calvino hicieron declaraciones más audaces, afirmando que “Esta enseñanza de la supremacía del Papa] muestra con fuerza que el Papa es el mismo Anticristo, que se ha exaltado a sí mismo y se ha opuesto a Cristo”.

Apariencias modernas

Hoy en día, los cristianos extremos todavía están en busca del Anticristo, y regularmente encuentran nuevos culpables. Cada Papa y Presidente de los Estados Unidos ha sido acusado en algún momento de ser él. El Anticristo también se ha convertido en un símbolo político utilizado por los movimientos contraculturales. Por ejemplo, algunas estrellas del punk rock se han referido a sí mismas como “anticristos” o han incorporado símbolos anticristos en su arte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here