Nidhogg: Dragón Feroz Que Roe El Árbol Que Sostiene Los Mundos De La Mitología Nórdica

Nidhogg (Níðhöggr nórdico) es un dragón feroz que roe las raíces de Yggdrasil, el árbol que sostiene los nueve mundos de la mitología nórdica. A este monstruo hambriento de poder se le llama a veces “el Golpeador de la Malicia“, un nombre apropiado dado que gobierna a los criminales oscuros y está empeñado en destruir la paz y la virtud.

Indice de Contenido

Descripción Física

Nidhogg es un dragón tremendo. Su cuerpo está cubierto de escamas brillantes y de su cabeza salen cuernos. Un par de patas delanteras, completas con enormes garras, le ayudan a rasgar las raíces de Yggdrasil, pero no tiene patas traseras, sólo una cola de serpiente. Bajo sus alas de murciélago, lleva los cadáveres de criminales.

Su gigantesco cuerpo se puede encontrar retorciéndose a través de las raíces de Yggdrasil, especialmente alrededor de Niflheimr, el frío mundo del que nacen todos los ríos de Midgard. Ocasionalmente, podría deslizarse hacia Hel para visitar a la diosa oscura a quien algunas personas consideran su maestro.

Representación

El equilibrio es extremadamente importante en la mitología nórdica, y aunque Nidhogg representa una fuerza espantosa, sigue siendo importante para apoyar el equilibrio de Yggdrasil. Una gran águila, que representa la sabiduría y la virtud, se posa en las ramas más altas del árbol, mientras que Nidhogg, que representa el caos y el mal, se esconde en sus raíces. La tensión constante entre el águila y el dragón es alimentada por Ratatoskr, una ardilla que corre arriba y abajo del árbol transportando insultos entre los dos enemigos.

Esta tensión puede parecer indeseable, pero en realidad promueve un ciclo de crecimiento en el árbol de la vida. Después de que el águila y el dragón pasan el día destruyendo Yggdrasil en su frenesí para atacarse entre sí, el árbol es bañado en agua de los pozos de Urd, lo que promueve la curación y el nuevo crecimiento.

Además de equilibrar a Yggdrasil, el monstruo también figura en el castigo de los criminales. Él gobierna sobre las orillas oscuras de Nadastrond, a las que son desterrados los cadáveres de asesinos, adúlteros y violadores de juramentos. Una sala aterradora, con paredes tejidas de serpientes y un techo que gotea veneno, espera a estos criminales, y dentro de la sala, el dragón mastica sus cuerpos.

Por último, el temido dragón tiene un papel que desempeñar en el Ragnarok, el día en que los gigantes atacarán a los dioses y destruirán la mayor parte de su mundo. El Ragnarok comenzará cuando el dragón finalmente logre masticar las raíces de Yggdrasil, haciendo que el árbol amarillee y que los mundos que sostiene se sumerjan en un invierno de tres años.

Al final de este período frígido y caótico, volará desde el inframundo, llevando criminales muertos y liderando a los gigantes en un ataque contra los dioses. En última instancia, sobrevivirá a esta batalla y se convertirá en la fuerza del mal que equilibra el bien en el mundo post-Ragnarok.

Representación Cultural

Nidhogg aparece en los dos primeros textos autorizados sobre la mitología nórdica: el Edda Poético y el Edda Prosa del siglo XIII. El poema Grímnismál en el Edda Poético introduce Nidhogg diciendo, “Ratatosks es la ardilla que allí correrá / En el fresno Yggdrasil; / De arriba las palabras del águila que lleva, / Y las dice a Nithhogg abajo.”

Aunque Nidhogg aparece en el Edda Poético y en el Edda Prosa, que son pilares de nuestro conocimiento moderno de la mitología nórdica, no se le menciona en ningún otro texto antiguo.

Artes Visuales

Como muchos de los otros fantásticos personajes de la mitología nórdica, Nidhogg se ha ganado un lugar especial en los corazones de los jugadores. Aparece tanto en videojuegos como en juegos de rol, incluyendo World of Warcraft y un juego independiente llamado Nidhogg.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here