Aracne: Mujer Mortal, Con Un Don Especial Para Tejer

A todos los efectos, Aracne era una mujer humana mortal, pero por un detalle: era una tejedora increíble. Hija de un simple pastor en algunas historias, o hija de un teñidor en otras, comenzó a tejer desde muy temprana edad y mostró mayor talento que cualquier otro mortal para este oficio.

Sabemos muy poco de su vida personal, aparte del hecho de que giraba en torno al arte de tejer. Esto no es sólo un artilugio por el bien de su historia, como vemos en los cuentos sobre Aracne de que tejer realmente era lo único que le importaba.

Aunque los dioses de la antigua Grecia eran todos fenomenales y sobrehumanos en muchos sentidos, a veces los mortales del mundo podían levantarse para rivalizar con sus habilidades y poderes. Los dioses del panteón griego no eran exactamente conocidos por ser inmunes a los celos o al orgullo, por lo que ser mostrados por un humano mortal rara vez terminaba bien para el mortal en cuestión.

Esta es una lección que un mortal de la mitología grecorromana aprendió por las malas. Su nombre era Aracne y su duelo con Atenea, la diosa de la sabiduría y la artesanía, es un cuento contado a lo largo de los siglos. Es una historia con muchos finales diferentes, pero siempre terminando con el pobre Aracne transformado en araña.

Origen e Historia

La mayor parte de lo que sabemos sobre la historia de Aracne proviene de la Metamorfosis de Ovidio, que es un poema de la época romana. Es en esta historia que ella es la hija de un pastor más que de Idmon.

Aracne se jactaba de que sus famosas habilidades para tejer eran mayores que las de Atenea. La diosa se le apareció disfrazada, advirtiéndole que su orgullo (o arrogancia, como la llamaban los griegos) era peligroso para ella. Atenea le aconsejó que pidiera perdón, pero Aracne no se arrepintió.

Atenea entonces se le apareció apropiadamente después de que Aracne le lanzara un desafío. Atenea tejió una representación de los dioses castigando a los mortales que se volvieron demasiado arrogantes, mientras que Aracne tejió una representación que mostraba cómo los dioses eran imbéciles la mayor parte del tiempo para los mortales.

Atenea vio que el tapiz de Aracne no sólo era un insulto a los dioses, sino que también era un trabajo mucho mejor que el suyo. La diosa de la sabiduría se enfureció, destrozando la obra de Araña y convirtiéndola en una araña con un veneno de la diosa Hécate. Aracne y sus descendientes fueron maldecidos para tejer para siempre.

Otros relatos de la historia tienen a Atenea como ganadora del concurso y lo que está en juego es que el perdedor nunca más podrá volver a tocar un telar o una rueca. Atenea, sin embargo, se compadece de Aracne después de ver cuánto significa para ella tejer, por lo que “amablemente” la convierte en una araña para que pueda seguir tejiendo sin necesidad de esas herramientas.

A veces Arachne gana, pero luego se suicida como resultado de la culpa que siente por su insolencia. Es decir, la culpa que sintió después de que Atenea la bendijera con la sabiduría de ver su error. Atenea entonces la resucita como una araña.

Aunque estas diferentes historias tienen detalles importantes que no son iguales, todas comparten algunos elementos comunes, sobre todo el hecho de que Arachne termina siendo una araña. Más importante aún, ella es la primera araña de la historia, y todas las arañas de hoy en día son sus hijos. Aracne también puede ser vista como la diosa de las arañas en algunas versiones de su historia.

Apariencia

Puesto que ella es sólo un humano mortal como cualquier otro, Arachne es a menudo simplemente representada como una mujer promedio sentada en un telar o rueda de hilar. A menudo se le muestra en su oficio, pero también frente a Atenea demostrando un lenguaje corporal que muestra claramente el desafío y el orgullo.

También ha habido muchas representaciones de la transformación de Arachne en una araña, que es muy atractiva para los artistas en varios niveles. No sabemos mucho sobre los detalles de su transformación, así que estas impresiones artísticas varían mucho. Algunos la muestran como una especie de araña-centauro, con la parte superior del cuerpo humano. Otros la muestran como una araña gigante.

Familia

Dependiendo de la fuente, Aracne es la hija de un pastor sin nombre o, más generalmente, la hija de un hombre lidio llamado Idmon de Colofón. Idmon era famoso por derecho propio como tintorero de púrpura. Tenemos que recordar que en la antigüedad, el tinte púrpura era extremadamente raro y caro, por lo que a menudo se reservaba para la realeza. En la versión de la historia donde Idmon es el padre de Arachne, ella no es un hombre común, pero comienza como una mujer de algún pedigrí.

Según algunos informes, ella también tenía un hijo llamado Kloster, pero hay pocos detalles sobre él. Por supuesto, todas las arañas en el mundo hoy en día son sus crías también.

Influencia Moderna

La familia de criaturas que incluye arañas y escorpiones son conocidos como arácnidos, así llamados por la historia de los arácnidos. El poema de Ovidio también ha sido la inspiración de otras obras, que incluyen más poemas, novelas y pinturas. En los tiempos modernos, los personajes inspirados por algún aspecto de la historia o personaje de aparecen en películas, cómics o videojuegos.

Por ejemplo, en el juego Final Fantasy IV, hay un monstruo llamado Aracne contra el que el jugador debe luchar. El popular manga y anime japonés “Monster Musume” tiene un personaje cuyo aspecto se basa en el de Arachne, con un cuerpo superior humano. Famosamente, la segunda Mujer Araña en el universo cómico de Marvel también usó el nombre de Aracne.

Aún hoy, su historia sirve como una demostración clásica de los peligros de la arrogancia y de cómo la humanidad, a pesar de su dominio de las artesanías, debe conocer su lugar en el orden natural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here