Inicio Mitología Por País Mitología Tahitiana: Historia, religión, dioses, mitos y leyendas, simbología y lugares de...

Mitología Tahitiana: Historia, religión, dioses, mitos y leyendas, simbología y lugares de culto.

La mitología Tahitiana puede definirse como el conjunto de mitos y leyendas que se originaron no solo en la Isla de Tahití, sino también en las Islas  de la sociedad. Estas islas estaban comprendidas por Bora Bora, Huahine, Moorea, Raiatea y otras islas.

Viene dada por lo cuentos históricos que se desarrollaron a lo largo de la historia en estos antiguos pueblos, que forman parte incluso de la mitología polinesia. Esto se debe a que Tahití es la mayor isla que perteneció a lo que anteriormente era llamado “La Polinesia Francesa”.

Historia de la mitología Tahitiana

Se estima que cerca del año 4000 a.C., los primeros colonizadores provenientes del sureste de Asia cruzaron el gran océano en un viaje de exploración hacia las islas del pacífico. Las primeras islas en lograr ser colonizadas se dio alrededor del año 1300 a.C.,  y fueron las islas de Tonga y Samoa.

En los próximos siglos, lograron colonizar todas las islas de Tahití; al igual que el resto del pacífico sur. Luego toda la zona fue conocida como “el triángulo polinésico”.

Esa zona estaba delimitada por Hawái al norte, por el sureste con la Isla de Pascua y culminando con el suroeste Nueva Zelanda; todo el conjunto de isla fue nombrado “Archipiélago de la Sociedad”.

Islas de la sociedad tahitiana

Tahití es la más grande de las islas de esta llamada polinesia francesa. En la época de la colonización, los europeos les dieron el nombre de archipiélago de la sociedad debido a la cercanía de sus ocho islas.

La historia de la mitología Tahitiana está llena de fantasía, tiene mucha influencia su fauna y flora sobre la misma; y las migraciones trajeron como consecuencia la influencia de la mitología polinesia y el choque de culturas por las lucha de su conquista.

Todas esas  etapas que influyeron en su religión, hasta la aceptación del cristianismo por los nativos. A pesar de ello, sus islas mantienen en común su lengua originaria conocida como “ma´ohi”.

Religión en la mitología Tahitiana

La religión siempre ha sido una parte fundamental de Tahití, desde sus orígenes hasta la actualidad. Sin embargo, como consecuencia de las migraciones durante la historia y hasta la actualidad se presenta una gran variedad de religiones por toda la zona.

Desde el año 1797, debido a la iniciativa mostrada por los misioneros protestantes; en toda la zona Tahitiana pasaron de sus cultos tradicionales ma´ohi a mostrar una diversidad de expresiones del cristianismo.

Luego hacia el año de 1830, surgió una población de católicos. Actualmente dentro de la religión Tahitiana, la población está dividida de la siguiente manera:

  • Protestantes: conforman el 50% de la población de la zona.
  • Católicos: están entre el 25% y 25% de la población total.
  • Otras religiones: el resto de la población tahitiana se inclinan por otras religiones como los mormones, testigos de Jehová, Adventistas del séptimo día y lo llamados “sanitos”; nombrados así a la comunidad de Cristo.

A pesar de las variaciones adoptadas dentro de su religión, en la mitología Tahitiana aún se preservan cultos ma´ohi tradicionales. Como los vestigios de piedra, en marae y tikis; al igual que conservan muchos hábitos y creencias de sus antepasados.

Dioses de la mitología Tahitiana

Dentro de la mitología Tahitiana existen dioses y figuras sagradas dentro de Tahití y la Sociedad de las Islas. Sin embargo, sus dioses mas principales son Maui y Rata; también esta Mana. También existen otras figuras que resaltan dentro de esta mitología.

Maui

Dentro de la mitología Tahitiana se encuentra Maui, es la principal deidad de Tahití y lo representan como un hombre muy sabio o un profeta.

En sus historias cuentan que Maui era un sacerdote, que luego fue transformado en una deidad. Siempre estaba ocupado en marae, llamado así a su lugar sagrado; un día el sol descendió del cielo mientras tenía un trabajo inconcluso y Maui agarro sus rayos solares haciendo que el sol detuviera su curso por un rato.

Esto lo convirtió en el descubridor del fuego, por esta razón lo llamaron “Ao ao ma ra´i a”; antes las personas tenían que comer sus alimentos en su forma cruda hasta que Maui les enseño como hacer el fuego a través de la fricción de la madera.

Rata

En la mitología Tahitiana el Rey de Tahití era Tumu-nui, y su padre era Vahieroa; un día iban de camino hacia Pitcaim cuando una almeja gigante se los trago, dejando en el trono a Rata como el nuevo Rey de Tahití.

Cuando Rata creciera y se convirtiera en hombre, planearía su venganza. Según la versión Tuamotuan, cuando Rata escoge un árbol para construir su canoa descubre que ese árbol se encontraba protegido por los elfos del bosque.

En una sola noche Rata logra capturar a los elfos y construye la canoa; cuando va en camino a Pitcaim son tragados por la misma almeja que se llevó a sus antepasados. Pero Rata y su tripulación logran abrir al monstruo con ayuda de sus lanzas.

Logran salir llevando consigo los restos de sus antepasados; para ser enterrados en Tahití. Después de haber cumplido su venganza, Rata se dedicó a tener aventuras en el mar; convirtiéndose en protector de los viajeros tahitianos del mar.

Mana

Dentro de la mitología Tahitiana mana no es considerado en sí como un dios, sino más bien como una especie de situación o hecho mítico; lo definen con una gran variedad de términos como fuerza, poder, supremo, presencia, control, elegancia, grandeza, superioridad, entre muchos otros.

Lo describen de muchas maneras y características, es tangible pero también intangible, enigmático pero también revelador, es el todo. Pero es un hecho seguro natural pero que contiene misterio y esoterismo.

Está en cada ser y elemento de cada dimensión existente, y puede construir y levantar así como destruir y aniquilar todo lo vital. Es fascinante y seductor al igual que aterrador y peligroso. Lo definen como el punto de partida entre la vida y la muerte. Es la esencia del poder cósmico del universo.

Otros Dioses y figuras sagradas

A pesar de la presencia de otras figuras y semidioses en la mitología tahitiana, no existe un registro o historia en concreto de cada una de ellas; sin embargo, resaltan en sus historias de manera significativa. Entre ellas están:

  • Fati
  • Tumu-nui
  • Pua tu tahi
  • Ro´o i Te Hiripoi
  • Pahuanui
  • Ta´aroa
  • Roua
  • Taonoui
  • Aremata-Popoa
  • Aremata-Rorua
  • Ai-Tupuai
  • Ihi
  • ´Oro
  • Potii ta rire
  • Te uri

Sacrificios para los dioses

A pesar de no haber muchos registros de la existencia de los rituales tradicionales dentro de la mitología Tahitiana, hay una relato escrito por el Capitán James Cook. Donde nos relata su experiencia al presenciar un sacrificio humano.

En el año 1776, cuando el Capitán llegó a las tierras de Tahití, presenció este ritual el cual definió como sumamente espantoso. Dos de los nativos procedieron a cavar una tumba acompañados del ritmo de maracas y tambores.

En esa fosa, colocarían el cadáver de un hombre que tenía atados sus pies y también sus manos; en el fondo de la fosa el capitán observó un muro que estaba completamente decorado con diferentes calaveras.

Entre otros registros encontrados, hasta han descritos rituales con actos de canibalismo; donde los sacerdotes en estos rituales hacen un ritual con oraciones convocando a sus dioses a ser invitados al festín.

Mitos y leyendas de la mitología Tahitiana

Dentro de esta mitología podemos encontrar leyendas que narran la vida e historia de sus héroes y  dioses; nos describen sus hazañas y aventuras. Al igual que se puede mostrar que están llenas de fantasía y poesía.

Mito de la creación

Para los tahitianos, en un principio el padre que viene del cielo se casó con la madre tierra; la cual era llamada Papatu´oi. Sus hijos fueron Tumunui y Paparaharaha, los cuales se casaron.

Tumunui quedo con el gran fundador, y Paparaharaha como la encargada de dar vida en la tierra. Su hijo fue Te Fatu; convirtiéndose luego en el señor de los cielos y el ancestro de toda la vida existente. Creando así al mundo.

Leyenda del origen del coco

El hijo de la luna tenía una hija, era una hermosa princesa llamada Hina. Su belleza era tan poderosa que un día un rayo salió de su cuerpo. Hina debía casarse con el Rey del Lago Vahiria, pero este era una muy repugnante anguila.

Hina escapó, y buscó la protección del dios Maui. En el acantilado Vairo, estaban Hina y el dios Maui; podían ver cómo a lo lejos venía la anguila para llevársela. Maui a través de sus palabras uso su poder y la anguila cayó en su anzuelo.

La anguila fue así capturada y se le cortó la cabeza, Maui la envolvió en una tapa y se la entregó a Hina; le dio instrucciones específicas que no podría abrirla ni dejarla en el suelo hasta llegar a casa pues tendría muchos tesoros para ella.

Hina olvido el paquete en el suelo y se fue, entonces se abrió la tapa y la cabeza de la anguila quedó en el suelo; de ella salieron muchos brotes jóvenes y así fue como nacieron los primeros cocoteros.

Leyenda de la Vahine, Diosa del amor

La vahine era el nombre que le daban a toda muchacha que rondaba los 18 años de edad; pero podría abarcar a cualquier mujer que tenga entre doce y cuarenta años, siempre y cuando su apariencia no sea demasiado infantil o muy obesa.

Se dice que estas mujeres eran utilizadas como arma de seducción en las guerras, tanto entre las propias tribus en las diferentes islas como con los colonizadores a su llegada. Los colonos al llegar a las tierras tahitianas luego de meses navegando y encontrarse con las tribus les ofrecían a sus mujeres incluso hasta la propia hija del jefe.

Ellos creían que al entregarles sus mujeres, los extranjeros se volvían “suyos”; así dejaba d ser un enemigo convirtiéndose en otro habitante de su pueblo. Así los tendrían cerca por si había alguna traición de su parte los tendrían cerca y desprevenidos.

Por este motivo el concepto de “la vahine” aunque aparentaba ser un acto de generosidad, la realidad era un acto de guerra de estas mujeres que atrapaban a los extranjeros con su sensualidad y obedecían las órdenes fuese quien fuese el hombre al que fueran entregadas.

Es de este mito, que nace el concepto en la mitología Tahitiana que el coito siempre precede al amor; cayendo así a lo largo de la historia muchos hombres en esta trampa de sensualidad y amor.

mujeres heiva ofrecidas

Simbología en la mitología tahitiana

En la mitología Tahitiana hay muchos aspectos resaltantes que representan su simbología. Tienen una cultura muy expresiva y de gran valor a lo largo de todas sus islas; heredada de sus antepasados de origen ma´ohi.

Donde la danza y la música surgen de manera mágica, y los deportes tenían un significado mítico; el lanzamiento de jabalina era el deporte de los dioses, los reyes apoyaron el desarrollo del surf, había competencias de remo y levantamiento de piedras pesadas para los hombres cotidianos donde podrían demostrar sus fuerzas.

Tatuajes

Los tatuajes cumplen un papel de suma importancia dentro de la mitología Tahitiana, su significado viene de la palabra “tatau” y los símbolos de cada tatuaje son personales; puesto que cada una dibujo cuenta la historia personal de cada uno de los tahitianos.

Cada trazo del tatuaje representa la conexión de los antepasados con el presente y el futuro. Tohu, es el dios de los tatau; y tiene el poder de proporcionar la existencia y el significado de cada tatuaje.

Los tatuajes simbolizan belleza y marcaba la culminación de la adolescencia en cada tahitiano; representa en su cultura un vínculo sagrado entre el celo y la tierra.

tatuajes mitología Tahitiana

Origen mitológico del tatuaje

A pesar de que existen un sinfín de leyendas sobre el origen del tatau, no está muy claro cuál es; pero si bien es cierto es que comparten un elemento: son un regalo de los dioses para los hombres.

Una de las leyendas de la isla de Tahití nos cuenta, que los primeros tatau los recibieron los hijos del dios supremo de la creación. Estos enseñaron a los hombres como usar los tatau y así se convirtieron en las divinidades de los tatuajes.

Origen histórico del tatuaje

No hay registro que nos digan con certeza los orígenes en la historia de los tatuajes, pues su existencia se encuentra desde antes de la civilización maorí. Es muy probable que su existencia ya estuviera en las migraciones que vinieron de Asia.

Hay indicios que el tatuaje prevaleció en todas las islas; se expandió por toda polinesia y su mayor influencia la tuvo en las Islas Marquezas debido a la complejidad de su significado.

Significado sagrado del tatuaje

Los tatuajes al ser considerados en su historia como un regalo de los dioses para los hombres, le da un significado sagrado fundamental; y a través de los tatuajes tenían la obtención de un poder sobrenatural sobre las personas. Pues les brindaban protección a los tahitianos para no perder su mana.

Los tatuajes también representaban el nivel de prestigio de cada persona; al igual que simbolizaba su salud, fertilidad y equilibrio. También los usaban para alejar las energías negativas del universo.

Tipos de tatuaje

Entre los tahitianos podemos observar la relevancia de tres tipos de tatuajes:

  • Los ari´i: están relacionados a los dioses y sacerdotes; eran estrictamente hereditarios y por esa razón se reservaban solo para los descendientes directos.
  • Los Hui ari´i: eran solo para los jefes de cada tribu, sean hombres o mujeres por igual.
  • Los Hui to´a: también recibían otros nombres como Hui ra´atira, iato´ai o manahune; este tipo de tatuaje era especialmente para los guerreros, jefes de guerra, remeros, entre otros.

Función de  los tatuajes en la sociedad tahitiana

Los tatuajes representaban los distintos niveles sociales dentro de la mitología Tahitiana. De acuerdo al tipo de tatuaje de la persona era muy fácil ubicar su posición social dentro de su familia, tribu e incluso en un territorio.

También se refleja por cuales rituales sagrados ha pasado como son la adolescencia o el matrimonio. Así como también las hazañas vividas por esa persona, héroe de guerra, pescador, cazador, entre otros.

Hay una diversidad de significados de los tatuajes dentro de la sociedad tahitiana, podrían ser hasta simplemente de carácter decorativo; y aunque no eran de carácter obligatorio, se consideraba una falta de respeto que un tahitiano no llevará por lo menos un tatuaje.

Función de los tatuajes en el más allá

Los tahitianos creían que más allá de la vida había un país llamado “Hawaiki”; allí vivían los dioses míticos y sus antepasados.

Cuando las personas dejaban este mundo llevaban consigo sus tatuajes, ya que estos al ser permanentes en su piel se los llevaban a Hawaiki para demostrar su origen, sus hazañas y el rango social que poseían en vida.

Tatuajes por Isla

Cada una de las islas que conforman el Archipiélago de la Sociedad, han desarrollado de manera individual cada diseño y significado de sus tatuajes. En las islas de las Marquesas, a los tatuajes le llaman “patu tiki”, y para ellos significa “golpear imágenes”.

Otro aspecto característico de cada isla era la zona de tatuar, en algunas islas era todo el cuerpo incluyendo la cara; mientras que en otras como por ejemplo las islas de Sotavento, nunca era habitual tatuarse el rostro.

A pesar de la diversidad de tatuajes y significados alrededor de todas las islas, su significado originario se ha ido perdiendo con el pasar de los años.

Herramientas empleadas para los tatuajes

Las herramientas que se utilizaban para realizar los tatuajes consistían en: un peine que era hecho de huesos, que tenía los bordes cerrados; y un caparazón de tortuga o también usaban una madreperla, la cual iba sostenida a una vara de madera.

La forma en que se realizaban estos tatuajes era un proceso muy doloroso e incluso tardío; podrían durar haciendo un tatuaje dias, semanas, meses e incluso años. Por tal motivo se consideraban como un ritual.

El proceso de hacer los tatuajes que tenían consistía en bañar el peine en la tinta, la cual estaba hecha de carbón de nuez de la India diluida con agua o aceite. Colocaban los dientes del peine debajo de la piel para golpearlo con la vara de madera, y de esta manera lograr hacer una incisión; así la tinta penetraba totalmente en la piel.

Tahitiano en proceso del tatuaje

Tatuadores

Llamaban tatuadores a los sacerdotes encargados de realizar esta labor en las diferentes islas; también eran llamados en su lengua como “tahu´a tatau”. Esta labor era hereditaria y se pasaba de generación en generación; era remunerada enormemente y dentro de la sociedad eran muy considerados.

Prohibiciones en los tatuajes

Esta práctica del tatuaje fue desapareciendo hasta su totalidad como consecuencia de la llegada del cristianismo, una vez los misioneros establecidos en estas tierras alrededor del siglo XVIII.

Las diferentes religiones que fueron adoptadas en las islas, protestaron para sacar los tatuajes de la nueva sociedad ahora cristiana. En 1819 el Rey Pomare II estableció un código de normas que abolió la práctica de los tatuajes en las islas.

Con el código de normas y las protestas por parte de las nuevas religiones, con el pasar de la historia se fue perdiendo la tradición y el significado de los tatuajes.

Reconocimiento internacional

Actualmente, en las diferentes islas aún existen tatuadores; los extranjeros son sucesivamente atraídos por la belleza y reputación que precede a los tatau.

Incluso muchos de los tatuadores actuales, ejercen su práctica en diferentes ciudades del mundo. Entre ellas están: Paris, Londres o New York.

Los tatuajes de la mitología Tahitiana son reconocidos internacionalmente, debido a sus raíces tradicionales, belleza, historia y significado.

Música y danza

Después de que los misioneros llegaran a Tahití, quisieron eliminar todo rastro de su música alegre y danzas sensuales de sus tradiciones. Antiguamente la música y la danza se usaban para rezar a sus dioses o antepasados, seducir a una persona, dar bienvenida a los visitantes, desafiar a los enemigos, entre otros.

A pesar de esos intentos por eliminar sus costumbres tradicionales, aún actualmente la danza y la música simbolizan un punto fundamental en la mitología tahitiana.

Instrumentos tradicionales

Originalmente, los instrumentos empleados para crear música eran los tambores de bambú, el ihara, y la flauta nasal; llamada vivo. Aunque se consideraba que cualquier instrumento podia hacer musica como piedras, conchas y hasta cocos. En la actualidad, los instrumentos musicales más comunes son los de cuerda y de percusión.

Los más comunes son el to´ere, el fa´alete, el pahu que consiste en dos tambores tocados con bastones y el pahu tupa i´rima que es un tambor tocado con las manos. Otros instrumentos resaltantes son el ukelele y la guitarra.

Canticos

se consideraban como profanos y describian acontecimientos de la vida diaria de los tahitianos. En algunos casos se han hallado indicios de cantos en grupo, como el vareo del tapa; conocido como tejido a base de corteza.

En las festividades y celebraciones eran muy comunes al ritmo de los tambores pahu; los cánticos se vieron muy influenciados por los marineros provenientes de europa que les encantaban los cánticos profanos.

También fue muy notable la influencia de los misioneros, quienes trajeron los himnos a la cultura tahitiana. Al final los himnos que adoptaron la mitología tahitiana se crearon como una mezcla de cantos religiosos traídos por los misioneros y los cánticos polinesios existentes en las islas antes de los europeos.

existen tres principales tipos de himnos: el ru´au, himene son y el ute. los dos primeros tienen su origen en la época pre europea; y son empleados para elogiar a sus jefes e incluso clanes enteros, mitos y hazañas. cada isla tienen estos himnos, pero cada una tiene su propio significado de estos.

Danza

Antes de la llegada de los europeos, las danzas eran numerosas y muy variadas; aunque actualmente se ha perdido mucho de esta tradición. Debido a la pérdida de las danzas con los años, hay muy pocos registros de ellas. Sin embargo, se sabe que las mujeres y hombres podían bailar juntos o separados.

Algunas de las danzas se practicaban sentados y otras de pie. la prohibición de estas danza se debió a que los misioneros las consideraban profanas por su falta de pudor, presenciando desnudez y tatuajes.

Danzas sensuales mitología Tahitiana

No fue sino hasta los años 50 del siglo pasado, que se reflejo la presencia de las danzas gracias a las transmisiones orales de conocimiento de las costumbres tahitianas.

Tipos de danzas

La danza tahitiana es la más influyente en todas las islas; sin embargo, algunas de las islas han logrado conservar bailes propios. Los más comunes son: la danza del ave de las islas marquesas, la danza kapa en las islas Tuamotu y la danza pe´i en las islas Gambier.

De los tipos de danzas tahitianas, se clasifican en cuatro tipos:

  1. El otea: originalmente era una danza reservada a los guerreros; y es la más destacada dentro de las islas. los motivos rítmicos que conforman esta danza son llamados pehe y los instrumentos que generalmente la acompañan son de percusión.
  2. El aparima: esta danza se caracteriza por el acto de mimo que realizan sus bailarines para relatar las historias. generalmente es mudo y es practicado de rodillas. Los instrumentos que le acompañan son los de percusión.
  3. El hivinau: en esta danza se realiza un círculo mixto de hombres y mujeres, entonces un hombre que se encuentra en el centro del círculo hace un coro repetitivo. El instrumento que acompaña esta danza es el tambor al ritmo del solista.
  4. El pa´o´a: está inspirada en la fabricación del tapa; hacen un semicírculo y un solista hace un coro con el tema. Se escoge una pareja para que realice una danza en medio del círculo; gritando varias veces las palabras “¡hi!” y ” ¡ha!”.

Artesanía en la mitología Tahitiana

La técnica más usada fue el trenzado; esta se veía reflejada en bolsos, sombreros, cestos, entre otros. Sus principales materiales de trabajo eran las fibras vegetales que se encontraban en pandano, las hojas de la caña o los cocoteros. También eran muy famosos los tifaifai, llamaban así a sus colchas cosidas a mano hechas por las mujeres; donde con sus motivos reflejaban el amor por la naturaleza y los vegetales.

Otros material muy bien trabajado fue la madera, de esta labor se encargaban los hombres; desde esculpir figuras de sus ancestros o hacer gráficos y símbolos, hasta la fabricación de varias piezas de utilidad; entre ellas lanzas, mazas, entre otras.

Los materiales para esculpir estas piezas eran comúnmente las maderas preciosas, llamadas tou y la falsa madera color rosa que la llamaban miro. Otros materiales utilizados por los artesanos fueron las piedras volcánicas, los corales e incluso hasta los huesos; con esto hacían piezas con motivo decorativo, de guerra o de utilidad en las labores diarias.

El último, pero no menos importante material que descubrieron fue “la perla”. Fascinados por su belleza y variedad de tonos, sirvió para la realización de joyas y vestidos para las danzas y decoración.

Influencia de las flores en la mitología Tahitiana

La flora presente alrededor de todas las islas son de una gran variedad de especies y tienen un gran significado dentro de la mitología Tahitiana. Son muchos los usos que les han dado a lo largo de la historia dentro de las tradiciones de esta cultura; la flor más usada fue la “tiare Tahiti”.

Esta flor generalmente se usaba para fabricar coronas con ellas, las cuales se acostumbraba a dársela a los visitantes y familiares que regresaban de largos viajes en señal de bienvenida. También fue muy importante la presencia de esta flor en la tradición de las parejas; las personas que portaban esta flor en su oreja izquierda bien fueran hombre o mujer, significaba que esa persona ya estaba casada.

Lugares de culto en la mitología Tahitiana

Son pocos los aspectos conocidos acerca de los lugares sagrados para los Tahitianos y sus rituales ancestrales. Sin embargo, está la existencia de algunos templos y espacios que dejaron indicios en su historia.

Templo de la ceniza

En el interior de Tahití, se encontraba oculto el famoso “Templo de la ceniza”; llamado Marae Arahurahu. Se encontraba completamente rodeado de montañas con más de 2000 metros de altura.

En medio de estas montañas, se encuentra un terreno aplanado donde se encuentra el lugar sagrado; rodeado por un murete y tablas con banderines hechos de las corteza de arboles y signos grabados. En la entrada, aun en la actualidad se pueden apreciar diferentes figuras hechas de maderas con unos aspectos diabólicos para alejar a los visitantes.

Santuario de Ahu

El Ahu es un santuario de los isleños donde realizaban sus sagradas ceremonias. Se trata de un altar que tiene una altura mayor a 3 metros; fue construida con bloques de basalto. Su estructura forma una pirámide de manera escalonada. Se cree que este es el lugar donde los dioses descendían de los cielos a Tahití.

En este lugar sagrado solo se permitía la presencia de los dioses y los sacerdotes; el jefe de la tribu solo podía entrar una vez, y era en el momento en que recibía su coronación.

Figura protectora del santuario Ahu

Conclusión

La mitología Tahitiana es una herencia de la cultura maori; donde tienen una cultura extensa y de mucha riqueza donde los dioses marcan las leyendas y el día a día de los tahitianos.

Es la unión de los pueblos antiguos conformados por el Archipiélago de la soledad y también se considera una variante de la mitología polinesia. El espacio que hubo entre sus islas ocasionó que hubieran diferencias entre sus tribus, y adoptaron diferentes creencias en cada isla.

A pesar de tener una religión única, después de la llegada de los colonizadores con el pasar de los años su religión fue suprimida y cambiada por el cristianismo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here