Nirvana: Término Antiguo Para Describir La Meta Del Camino Budista

Nirvana, es el término más antiguo y común utilizado para describir la meta del camino budista. El significado literal es “soplar” o “apagar”. Es la última meta espiritual del budismo y marca la liberación soteriológica del renacimiento en saṃsāra. Nirvana es parte de la Tercera Verdad sobre la “cesación de dukkha” en las Cuatro Nobles Verdades, y el destino summum bonum del Noble Óctuple Sendero.”.

nirvana

Dentro de la tradición budista, este término ha sido comúnmente interpretado como la extinción de los “tres fuegos”, o “tres venenos”, pasión (raga), aversión (dvesha) e ignorancia (moha o avidyā). Cuando estos fuegos se extinguen, se logra la liberación del ciclo de renacimiento (saṃsāra). Con el tiempo, con el desarrollo de la doctrina budista, se dieron otras interpretaciones, como la ausencia del tejido (vana) de la actividad de la mente, la eliminación del deseo y la huida de los bosques, cq. los cinco skandhas o agregados.

Tipos de Nirvana

La tradición escolástica budista identifica dos tipos de nirvana: sopadhishesa-nirvana (nirvana con un resto), y parinirvana o anupadhishesa-nirvana (nirvana sin resto, o nirvana final). Se cree que el fundador del budismo, el Buda, ha alcanzado ambos estados. El Nirvana, o la liberación de los ciclos de renacimiento, es el objetivo más alto de la tradición Theravada.

En la tradición Mahayana, la meta más alta es la Budeidad, en la que no hay permanencia en el Nirvana, pero un Buda continúa renaciendo en el mundo para ayudar a liberar a los seres de saṃsāra enseñando el camino budista. Podríamos relacionarla con otras mitologías como: Mitología Nórdica, Mitología del Medio Oriente, entre otras.

Etimología

El término nirvana describe un estado de libertad de sufrimiento y renacimiento, pero diferentes tradiciones budistas han interpretado el concepto de diferentes maneras. El origen es probablemente pre-budista, y su etimología puede no ser concluyente para su significado. El término era un concepto más o menos central entre los Jainos, los Ajivikas, los budistas, y ciertas tradiciones hindúes, y puede haber sido importado al Budismo con gran parte de su alcance semántico de otros movimientos sramanicos.

Tiene una amplia gama de significados, aunque el significado literal es “soplar” o “apagar”. Se refiere tanto al acto como al efecto de soplar (en algo) para apagarlo, pero también al proceso y resultado de quemarse, extinguirse.

El término nirvana en el sentido soteriológico de estado de liberación “apagado, extinguido” no aparece en los Vedas ni en los Upanishads pre-Budistas. Según Collins, “los budistas parecen haber sido los primeros en llamarlo nirvana”. Sin embargo, las ideas de liberación espiritual, utilizando una terminología diferente, se encuentran en textos antiguos de tradiciones indias no budistas, como en el verso 4.4.6 del Brihadaranyaka Upanishad del hinduismo.

Extinción

nirvana

La interpretación prevaleciente del nirvana como “extinción” se basa en la etimología de nir√vā para “soplar”.  Nir es negativo, mientras que va se toma comúnmente para referirse a “soplar”. El término nirvana es parte de una extensa estructura metafórica que probablemente fue establecida a una edad muy temprana en el budismo.

Según Gombrich, el número de tres fuegos alude a los tres fuegos que un brahmán tenía que mantener encendidos, simbolizando así la vida en el mundo, como hombre de familia. El significado de esta metáfora se perdió en el budismo posterior y se buscaron otras explicaciones de la palabra nirvana. No sólo la pasión, el odio y el engaño debían ser extinguidos, sino también todos los afrodisíacos (asava) o contaminaciones (khlesa)

El “soplar” no significa la aniquilación total, sino la extinción de una llama que retorna y existe de otra manera. El término nirvana también puede ser usado como verbo: “él o ella nirvāṇa-s” o “él o ella parinirvānṇa-s” (parinibbāyati).

También ha sido interpretado como la extinción de los “tres fuegos”, o “tres venenos”, es decir, de la pasión o la sensualidad (raga), la aversión o el odio (dvesha) y de la ilusión o la ignorancia (moha o avidyā). Otra explicación del nirvana es la ausencia del entretejido (vana) de actividad de la mente.

¿Después de la vida?

¿Qué pasa con esa persona cuando muere? Es en conexión con el nirvana final que surgen los problemas de comprensión. Cuando la llama del ansia se apaga, el renacimiento cesa, y una persona iluminada no renace. Entonces, ¿qué le ha pasado? No hay una respuesta clara a esta pregunta en las primeras fuentes. El Buda dijo que preguntar sobre el paradero de “un iluminado” después de la muerte es como preguntar adónde va una llama cuando se apaga.

La llama, por supuesto, no ha ido a ninguna parte. Es simplemente el proceso de combustión el que ha cesado. Eliminar el ansia y la ignorancia es como quitar el oxígeno y el combustible que una llama necesita para arder. La imagen del soplido de la llama, sin embargo, no sugiere que el nirvana final sea la aniquilación. Las fuentes dejan muy claro que esto sería un error, así como la conclusión de que el nirvana es la existencia eterna de un alma personal.

Cuestionar el concepto

nirvana

El Buda desalentó las especulaciones sobre la naturaleza del nirvana y enfatizó en cambio la necesidad de luchar por su logro. Aquellos que hicieron preguntas especulativas fueron comparados con un hombre herido por una flecha envenenada que, en lugar de tirar de la flecha, persiste en pedir información irrelevante sobre el hombre que la disparó, como su nombre y clan, qué tan lejos estaba de pie, y así sucesivamente.

De acuerdo con esta renuencia por parte del Buda a elaborar la pregunta, las primeras fuentes describen el nirvana en términos predominantemente negativos. Estos van desde “la ausencia de deseo” y “la extinción de la sed” hasta “el soplido” y “la cesación”. También se encuentra un número menor de epítetos positivos, incluyendo “lo auspicioso”, “lo bueno”, “la pureza”, “la paz”, “la verdad” y “la orilla más lejana”.

Ciertos pasajes sugieren que el nirvana es una realidad trascendente que es no nacida, no originada, no creada y no formada. Es difícil saber qué interpretación darle a estas formulaciones. En el último análisis, la naturaleza del nirvana final sigue siendo un enigma aparte de para aquellos que lo experimentan. Sin embargo, de lo que podemos estar seguros es de que significa el fin del sufrimiento y el renacimiento.

Lugar metafísico o conciencia trascendente

Peter Harvey ha defendido la idea de que el nirvana en los suttas de Pali se refiere a una especie de conciencia o discernimiento transformado y trascendente (viññana) que se ha “detenido” (nirodhena). Según Harvey, se dice que esta conciencia nirvánica es “sin objeto”, “infinita” (anantam), “sin apoyo” (appatiṭṭhita) y “no manifiesta” (anidassana), así como “más allá del tiempo y la ubicación espacial”.

La psicología del nirvana, de Rune Johansson, también argumentaba que el nirvana podía ser visto como un estado mental transformado. En la cosmología del jainismo, otra tradición sramana como el budismo, los seres liberados habitan en un lugar real (loka) asociado con el nirvana. Algunos eruditos han argumentado que originalmente, los budistas tenían una visión similar.

Stanislaw Schayer, un erudito polaco, argumentó en la década de 1930 que los nikayas conservan elementos de una forma arcaica de budismo cercana a las creencias brahmánicas y sobrevivieron en la tradición Mahayana. Contrariamente a la opinión popular, las tradiciones theravada y mahayana pueden ser “registros divergentes, pero igualmente confiables, de un budismo precanónico que ahora se pierde para siempre”.

Nirvana con y sin resto de combustible

Hay dos etapas en el nirvana, una en la vida y otra en la muerte; la primera es imprecisa y general, la segunda es precisa y específica. El nirvana en la vida marca la vida de un monje que ha logrado la liberación completa del deseo y el sufrimiento pero que todavía tiene cuerpo, nombre y vida. El nirvana después de la muerte, también llamado nirvana sin sustrato, es el cese completo de todo, incluyendo la conciencia y el renacimiento. Esta distinción principal es entre la extinción de los fuegos durante la vida, y el “estallido” final en el momento de la muerte.

Anatta, Sunyata

nirvana

Nirvana también se describe en los textos budistas como idéntico a anatta (anatman, no-yo, falta de yo). Anatta significa que no hay un yo o alma permanente en ningún ser o una esencia permanente en ninguna cosa. Esta interpretación afirma que toda realidad es de origen dependiente y una construcción mundana de cada mente humana, por lo tanto, en última instancia, una ilusión o ignorancia. En el pensamiento budista, esto debe ser superado, afirma Martin Southwold, a través de “la realización de la anatta, que es el nirvana”.

El nirvana en algunas tradiciones budistas se describe como la realización del sunyata (vacío o nada). Los textos budistas de Madhyamika lo llaman el punto medio de todas las dualidades (Camino Medio), donde desaparecen todas las discriminaciones y polaridades sujeto-objeto, no existe una realidad convencional, y la única realidad última del vacío es todo lo que queda.

Sinónimos y metáforas

Una metáfora comúnmente usada para el nirvana es la de una llama que se apaga por falta de combustible: Así como una lámpara de aceite se quema por el aceite y la mecha, pero cuando el aceite y la mecha se agotan, y no hay otros, se apaga por falta de combustible (anaharo nibbayati), así que el monje sabe que después de la ruptura de su cuerpo, cuando se agota la vida, todos los sentimientos que se regocijan aquí se enfriarán.

nirvana

Collins argumenta que la visión budista del despertar invierte la visión védica y sus metáforas. Mientras que en la religión védica, el fuego es visto como una metáfora del bien y de la vida, el pensamiento budista utiliza la metáfora del fuego para los tres venenos y para el sufrimiento. Esto se puede ver en el Adittapariyaya Sutta comúnmente llamado “el sermón del fuego”, así como en otros textos budistas similares. El sermón de fuego describe el final de los “fuegos” con un estribillo que se utiliza a lo largo de los primeros textos para describir el nibbana:

Desencantado, se vuelve desapasionado. A través del desapasionamiento, es completamente liberado. Con la liberación completa, está el conocimiento, ‘Totalmente liberado’. Él discierne que’ El nacimiento ha terminado, la vida santa cumplida, la tarea cumplida. No hay nada más para este mundo.

En el Dhammacakkapavattanasutta, la tercera verdad noble de la cesación (asociada con el nirvana) se define como: “Steven Collins enumera algunos ejemplos de sinónimos utilizados en los textos de Pali para nibbana: el fin, (el lugar, el estado) sin corrupciones, la verdad, el más allá (la orilla), el sutil, muy difícil de ver, sin decadencia, firme, no susceptible de disolución, incomparable, sin diferenciación, pacífico, sin muerte, excelente, auspicioso, el descanso, la destrucción del anhelo, maravilloso, sin aflicción, cuya naturaleza es estar libre de aflicción.

Nibbana presumiblemente aquí en una o más etimología creativa,= por ejemplo, no forestal, sin problemas, desapasionamiento, pureza, libertad, sin apego, la isla, refugio (cueva), protección, refugio, fin último, sometimiento del orgullo (o “intoxicación”), eliminación de la sed, destrucción del apego, corte del redondo (de renacimiento), vacío, muy difícil de obtener, donde no hay devenir, sin desgracia, donde no hay nada hecho, libre de pena, sin peligro, cuya naturaleza es estar sin peligro, profundo, difícil de ver, superior, inmejorable (sin superior), inigualable, incomparable, ante todo, mejor, sin contiendas, limpio, impecable, inoxidable, felicidad, inconmensurable, (un firme) punto de apoyo, sin poseer nada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here