Home Mitología Por País Mitología Rumana: Mitos y leyendas, creencias, criaturas místicas y demonios.

Mitología Rumana: Mitos y leyendas, creencias, criaturas místicas y demonios.

Rumanía es un país que está lleno de muchas tradiciones místicas y leyendas e historias de criaturas asombrosas, sin embargo, existen muy pocos registros de sus orígenes y población. La población Rumana fue muy mezclada, en consecuencia tienen muchas lenguas en toda la región; como castellano, portugués, italiano y francés.

Está ubicado al este del continente europeo, y su gran reconocimiento místico se debe a su famosa creencia en los vampiros. La mitología de Rumania se caracteriza por el gran mito de Drácula, entre muchas otras criaturas; especialmente de tipo demoníacas. Quizás estas leyendas hayan tenido tanta atención a nivel mundial, que ha opacado otras características de Rumania.

Las creencias de la mitología Rumana, tienen su origen desde la época pre cristiana. Y con la llegada del cristianismo fueron rechazadas por ser consideradas de origen pagano.

Mitos y leyendas de la mitología Rumana.

Vlad, el empalador

En noviembre del año 1431, nació en Sighigloara “Vlad Draculea”; también conocido como Vlad el empalador. Dentro de la lengua rumana este nombre significa Vlad Tepes; era el príncipe de las tierras de Valaquia.

Ubicado al sur de Rumania, su reinado fue entre los años de 1456 y 1462. Cuentan que fue un excelente luchador con habilidades para la guerra que usó para combatir a los Otomano que estaban amenazando a su región y a toda Europa.

Se volvió famoso, por las formas tan despiadadas que tenía para castigar a sus enemigos y los que lo traicionaban. En un principio Vlad era ortodoxo, pero con el tiempo terminó adoptando el catolicismo.

Vlad murió en Bucarest en diciembre del año 1476; en la actualidad Vlad es considerado un gran héroe en toda Rumania y fue fuente de inspiración en la creación del mito del conde Drácula.

Vlad Tepes, defensor de Europa

Vlad tuvo su más grande guerra en el año 1461, cuando cayó en una trampa que le tendió el sultán turco Mehmed II; llamaban al sultán el conquistador de Constantinopla. Envió a un falso embajador llamado Catavolinos para citar a Vlad en Giurgiu, este era un puerto danubiano que estaba cerca de Bucarest.

El objetivo de la citación era tratar problemas fronterizos entre las naciones; pero en realidad en el lugar de encuentro estaba todo un destacamento completo bajo el mando del general Hamza Beg para atacar a Vlad.

Al descubrir el engaño, Vlad fingió caer en la trampa; llegó al lugar de encuentro con algunos tributos acordados e incluso presentes para ofrecerlos al sultán. Pero llevo consigo todo un ejército de caballería que hizo frente a los enemigos derrotandolos con gran facilidad.

Catavolinos y el general Hamza Beg fueron atrapados, y los llevaron con otros prisioneros de la batalla a Targoviste; donde sufrieron de una terrible muerte siendo empalados.

En otras historias, cuentan que el general Hamza Beg fue dejado con vida en el lugar de la batalla luego de que fuera mutilado de manos y pies. El resultado de esa batalla hizo que Mehmed II, desistiera de su invasión a Targoviste; y regresó a Constantinopla lleno de horror y vómitos después de haber visto los bosques de hombres empalados por Vlad.

En las tierras de Targoviste estaba un amplio bosque que formaba un valle, al que le fueron convertidos todos sus árboles en estacas. Donde Vlad empalo a más de 23000 prisioneros y a sus familiares de origen: húngaros, romanos, turcos, colonos alemanes y búlgaros.

Vlad y los mensajeros árabes

Cuando el sultán de Constantinopla enviaba mensajeros a Vlad, llevaban como costumbre sus trajes tradicionales entre ellas sus turbantes.

Ante esta vestidura Vlad creía que no le estaban demostrando respeto al llevar sus cabezas cubierta con los turbantes; por este motivo les hizo la petición de que se los quitaran. Los mensajeros turcos, le contestaron que no podían cumplir tal petición. Ya que esa acción no era la costumbre en Constantinopla. Vlad se sintió ofendido por esta acción.

Vlad ordenó enviar de regreso a Constantinopla a los mensajeros, pero con sus turbantes empalados en sus cerebros, así jamás podrían quitárselos tal como ellos dijeron.

El comerciante honrado

Un día, a un comerciante extranjero le fue robada una bolsa de monedas de oro. Se dirigió al palacio para denunciar el robo con Vlad, éste le respondió que fuera al día siguiente por respuestas. Cuando el comerciante llegó al castillo, encontró en el patio central  a los ladrones y todos sus familiares empalados. Vlad estaba en su trono esperando, y le entregó la bolsa de monedas de oro al comerciante.

Vlad le pidió al comerciante que las contase, para corroborar que no le faltase alguna; el comerciante atemorizado obedeció la petición y le informo a Vlad que le sobraba una moneda.

Debido a la muestra de honradez que tuvo el comerciante al no intentar quedarse con la moneda sobrante Vlad le perdonó la vida y lo dejó ir.

Baba Dochia

También la llamaban “la vieja Dochia”, en su pronunciación se dice “Doquia”. Tiene un día festivo en cada estación; en el invierno es el 01 de Marzo, verano el 02 de marzo y en la cosecha el 03 de marzo.

La Baba Dochia en la mitología Rumana, proviene del horario bizantino del 01 de marzo donde se celebra a la mártir Evdokia. Llega en la primavera. La Baba Dochia es una representación de impaciencia que reflejan los seres humanos.

Existen diferentes leyendas de la Dochia, la más nombrada es la que cuenta que la Dochia fue la hija del rey de los dacios; Decébalo. Cuando el emperador romano Trajano comenzó a conquistar Dacia, Dochia sabía que debía casarse con él; por esta razón decidió huir y buscar refugio en la zona de Cárpatos.

Allí se disfrazó de pastora con las ropas de cuero de cordero, pero eran tan pesadas que se las quito. Dochia murió de frío junto a su rebaño. Después de su muerte Dochia fue transformada en un arroyo lleno de flores que cuida los prados a su paso.

Baba Dochia mitología de Rumania

Strigoi

En la mitología Rumana los Strigoi son almas de los muertos, que salen por las noches para atemorizar a todos. También está la definición “strogoaica”, llaman así a las brujas. Su nombre proviene de “a striga”, en rumano esta frase significa “chillar”. Y se relaciona con la palabra latina “strix”, la cual describe a una pequeña ave vampírica.

Según la mitología de Rumania, un striga es una especie de bruja-vampiro; se mete en los cuartos de los infantes y les absorbe toda su fuerza vital.

Para poder alejar los strigoi de sus víctimas, se dice que hay que regar semillas por toda la habitación con clavos ocultos en su interior. Los strigoi son criaturas obsesivas, y no podrían avanzar en la habitación sin antes contar las semillas; cuando se pinchan los dedos con los calvos ocultos dentro de las semillas se ven obligados a comenzar de nuevo una y otra vez.

Fat Frumos

Llaman así a una figura que representa al “príncipe azul”. Tiene muchas cualidades y habilidades valiosas como valentía, fortaleza física, pasión, pureza, justicia y amor inquebrantable; entre otras. Incluso la habilidad de conceder algunos milagros.

Fat Frumos, generalmente representa a los hijos menores de los reyes. Dentro del folklore rumano es muy común que se presente la situación en que todos los hijos de un rey intenten destruir al Zmeu, y los hijos mayores fallen la misión mientras que el menor resulte exitoso.

El Fat Frumos supera obstáculos y pruebas con mayor facilidad que un hombre normal; vive aventuras donde vence monstruos y demonios y viaja por muchas tierras.

Fat Frumos mitología de Rumania

La leyenda del Fat Frumos, se relaciona con la historia del pueblo Rumano; pues siempre se le presentan la dura decisión de tomar entre dos caminos de su destino.

También Rumania siempre se vio en una cruzada, que fue amenazada por poderes enemigos. La población Rumana en sus orígenes debió verse obligada a elegir entre aliarse con sus enemigos o luchar contra ellos en una guerra constante.

Dragobete

Se trata de una entidad de la mitología Rumana, muy similar a “Cupido”. Es muy diferente al san Valentín católico; al Dragobete lo describen como un hombre guapo e impetuoso. El Dragobete, es el protector de todas las parejas que se conocen en su día; y hace que su amor les dure durante todo el año.

Según las creencias rumanas al asistir a la fiesta de celebración del día de Dragobete, quedaban protegidos contra enfermedades como la fiebre durante todo el año. Al igual que les brindaba bienestar en su hogar durante todo el año. El día del Dragobete en el sur de Rumania, los jóvenes se daban cita frente a la iglesia del pueblo con sus mejores trajes e iban al bosque a recoger las flores de primavera.

Luego las chicas, regresaban corriendo al pueblo siendo perseguidas por los jóvenes enamorados. Los chicos mas rápidos alcanzaban a las jóvenes y si ambos se gustaban se besaban delante de toda la gente. Ese beso representaba su compromiso durante todo un año, incluso algunos duraban mucho mas; pues de esta tradición generalmente se anunciaban las bodas.

Las personas mayores, cuidaban de las aves, para que no hubiese ningún tipo de sacrificio ese día; pues arruinaría el enamoramiento de las parejas.

Tradición Dragobete mitología Rumana

El maestro constructor Manole

En Rumania, especialmente en la zona de Cárpados y los Balcanes, es muy nombrada la leyenda de Manole. Era un famoso artesano y debió hacer un gran sacrificio para alcanzar su meta. Un día el rey contrató a Manole para que construyera una nueva iglesia, que fuera totalmente diferente a las que ya existían. Manole acepto con mucho agrado la misión, pero resultó que cada día encontraba los avances de su obra hecho ruinas.

En el pueblo se rumoraba que el lugar escogido por Manole para su construcción estaba maldito. Entonces Manole fue hablar con el rey, le comentó lo sucedido y le suplicó para que cambiara el lugar de construcción. Pero el rey hizo caso omiso de las palabras de Manole, le amenazó con ejecutarlo a él y a todos sus ayudantes si la obra no estaba culminada en el lapso que le había dado.

Manole, estaba angustiado por la amenaza del rey. Ese día tuvo un sueño que le reveló la solución a su problema. Debía de empoderar a la primera persona que pasara por su construcción; y así ese sacrificio terminaría con la maldición.

Los ayudantes de Manole, escucharon atentos cuando este les contó su sueño. Les pareció un acto horrible, pero ante la desesperación de ser ejecutados por el rey todos accedieron a realizar el sacrificio.

Por desgracia para Manole, la primera persona que pasó por su construcción fue su esposa Ana. Enseguida los 9 ayudantes del maestro procedieron a enterrarla en una pared de ladrillos; Ana pensando que se tratase de una broma, no hizo ningún intento por escapar.

Para asombro de todos, al terminar la pared la iglesia comenzó a construirse por sí sola durante tres días. Solo se escuchaban los gritos y la petición de auxilio de Ana, pero nadie la ayudó. Cuando la iglesia estuvo terminada, el rey fue ver su edificación. Quedó tan sorprendido por la estructura que pidió a Manole y sus ayudantes que le hicieran otra iglesia más espectacular que esa; y sin dudar respondieron que sí.

Debido al orgullo que mostraron Manole y sus ayudantes, el rey ordenó que fuesen encerrados en lo más alto de la torre de la iglesia donde morirían de hambre y de sed. Trataron de escapar, pero cayeron desde las alturas y murieron; donde cao Manole nació una fuente en la que aun actualmente brota agua.

Actualmente en los billetes de 1 Leu de Rumania, sale la Basílica que está ubicada en el pueblo Curtea de Arges; siempre perseguida por esta leyenda de tragedia.

Mito de Mioritza

Este mito es esencial dentro de la mitología de Rumania; también es llamado “mito de la trashumancia”. El nombre de Mioritza proviene de la palabra “mioarä”, que significa oveja. La leyenda cuenta que había tres pastores, de rebaños de ovejas. Eran de las zonas de Transilvania, Valaquia y Moldavia.

Como el pastor de Moldavo tenía más ovejas que los otros dos, estos decidieron unirse para matarlo; pero una de las ovejas del Moldavo le advirtió lo que estaban planeando en su contra y le advirtió que tenía que ser prudente.

El pastor Moldavo le confesó a Mioritza su deseo de quedarse con su rebaño, y que quería que fuese enterrado junto con sus tres flautas en el redil; así estas flautas continuarían sonando con el viento.

Sin embargo, el pastor Moldavo no quería que las demás ovejas se enteraran de su muerte, así que le rogó a Mioritza que guardara el secreto. Les contaría que el pastor de caso con una reina y los invitados de su boda fueron árboles y pájaros que les cantaron. El objetivo de la leyenda es la avaricia de los otros dos pastores; incluso en algunas versiones, muestran que el motivo de la muerte del pastor Moldavo fue por dinero.

El comportamiento que tuvo el pastor Moldavo ante la llegada de su muerte, nos muestra la actitud que presentan los humanos ante la llegada de la muerte. El pastor acepta la muerte, e incluso planea sus arreglos funerarios sin mostrar ningún resentimiento hacia los otros dos pastores que planearon su muerte.

Aunque el pastor Moldavo muestra resignación ante su destino, en la mitología Rumana existe la creencia de que es inevitable hacer un sacrificio propio o de un ser amado para el creador de todo. Y la aceptación de la muerte es una señal de respeto al ciclo de creación.

Creencias de la mitología Rumana

La creencia más fuerte dentro de la mitología Rumana, es la existencia de vampiros; en todas las ciudades y pueblos de Rumania desde los tiempos más remotos es la creencia de lo sobrenatural más difundida. Especialmente en la zona de Transilvania.

Está tan arraigada la creencia de vampiros en la cultura Rumania que existen en la actualidad diferentes térmicos indicadores para reconocerlos. Entre los tipos de vampiros reconocidos están: strigoi, morolí, varcolaci y pricolici.

Los rumanos creen fuertemente que el destino de un hombre  era ser convertido en vampiro no podría hacer nada para que no sucediera. Hay muchas creencias de cómo las personas podrían convertirse en un vampiro.

Sin embargo, tienen muchas otras creencias y tradiciones. Como lo es que la vida después de la muerte existe y de manera muy similar a la terrenal; es natural la creencia de muertos vivientes en forma física vagando por la tierra debido a la poca creencia en la fe del mundo espiritual.

Festividades en la mitología Rumana

  • Aniversario de la unificación de Moldavia y Valaquia: se celebra cada 24 de enero, en 1859 ambos territorios decidieron unirse y escoger un líder político en común. El primero de ellos fue Alexandru loan Cuza.
  • Dragobete: celebrada cada 24 de febrero, es una tradición popular rumana, similar a la celebración de san valentín.
  • Martisor: es el festival de bienvenida de la primavera que se realiza cada año el 01 de marzo.
  • Baba Dochia: o también llamada la vieja Dochia, es el dia de la mártir Evdokia; celebra el inicio de la primavera y se celebra del 01 al 03 de marzo.
  • Festival internacional del teatro contemporáneo: tiene una duración de tres semanas y se celebra en el mes de abril en Transilvania.
  • Festival del narciso: también llamado Poiana Narciselor, es para celebrar la música y las tradiciones rumanas. Se lleva a cabo en la segunda quincena de mayo y los principales pueblos rumanos celebrantes son; Negrileasa, de Sus, Vad, Zercesti y Vlahita.
  • Festival de la primavera de Hoteni: también lo llaman Tangeaua de pe mama, se realiza en Transilvania y hacen demostraciones para admirar el folklore rumano.
  • Feria agrícola de Fundata: se celebra en el mes de junio y es una de las festividades más comunes en Rumania.
  • Feria de otoño de Bucarest: es en honor a San Demetrio, patrono de Rumania; se celebra en el mes de octubre y se hacen exhibiciones de la gastronomía, cultura, música y demás de la historia de Rumania.
  • San Andrés: el 30 de noviembre en toda Rumania rinden homenajes al apóstol San Andres, lo consideran su protector y causante de su denominación actual.
  • Dia nacional de Rumania: es el dia que celebran la firma de unión de todas las provincias rumanas en 1918 y se celebra cada 01 de diciembre.

Cultos de las aguas en la mitología Rumana

El agua, la tierra y el cielo; dentro de la mitología de Rumania, representan las materias fundamentales para la creación del mundo. Existen dos cultos de agua de gran importancia:

El agua, fuente original

En un principio no existía nada, solo una posibilidad no muy clara de la creación; esa nada se transformó en un océano de aguas. La mitología Rumana, tiene relatos donde explican que tanto Dios como el diablo tenían la habilidad de poder caminar sobre la superficie de estas aguas. Y también podían darle la forma que quisieran a las aguas.

El agua representa fuente de vida y regeneración. Por este motivo en todos los rituales de esta mitología tanto familiares como sociales el agua es una materia indispensable.

El agua-sangre purificadora, que transfigura la tierra

En este tipo de rituales, la principal función del agua es la purificación. La unión entre la tierra y el agua, se volvió un hecho cósmico. Esto sucede cuando de la tierra brota el agua bien sea por una causa natural o la intervención del hombre.

Este hecho se considera al agua como sangre que emana la tierra; por esta razón se asemeja el agua y su habilidad de purificación a la sangre de los sacrificios.

El agua interviene como purificación y restauración del cuerpo del hombre para que pase entre los umbrales de otros mundos. Como son el caso del primer baño de una recién nacido, el bautismo y el baño muerto antes de los entierros.

También se hace presente en una boda, cuando la novia rocía con pocas gotas a sus invitados. En la mitología Rumana, el agua es un elemento esencialmente purificador del alma y la materia a la vez.

Criaturas místicas y demonios de la mitología Rumana

Criaturas místicas

El varcolac

Dentro de la mitología Rumana, el Varcolac es una criatura que se alimenta principalmente del sol y la luna. Creando así los eclipses y las fases lunares. Su forma es aún un misterio; sin embargo, lo han descrito como lobos, perro e incluso en forma de dragón. El Varcolac, es una representación del mal; si en cualquier parte del mundo hay concentración del mal es muy probable que se produzca la aparición un Varcolac.

El hombre-varcolac, solo puede transformarse durante la presencia de un eclipse y su alma se eleva para devorar la luna o el sol. Si su transformación se ve interrumpida durante la elevación, su alma se perderá para siempre. Los rumanos creen que cuando la luna está teñida de rojo, se debe a que un Varcolac está devorando la luna, y lo alejan tocando campanas o cualquier material metálico.

El Solomonar

Le llamaban así a un mago que tenía la habilidad de controlar la lluvia y las nubes, podía hacer que cayera granizo e incluso curar enfermedades. Estos magos viven en otro reino apartado de la humanidad, pero de vez en cuando viajan y visitan los pueblos rumanos mendigando así no necesitase nada; y cuando son rechazados hacen que caigan lluvias con granizo.

Sus conocimientos y tradiciones son transmitidos de maestro a aprendiz, siendo este aprendiz una persona escogida por el mago desde su nacimiento y criado por el mismo en la cueva de su mundo. En Rumania no hay dudas sobre la existencia de los solomonaris; incluso en zonas como Transilvania y Bucovina, dicen haber testimonios sobre ellos.

El caballero Fat Frumos

En la mitología Rumana, llaman caballero Fat Frumos, a la representación de “un príncipe encantador”; el cual es el único que tiene las habilidades para vencer a un dragón. Generalmente se trata del más pequeño de los hijos de un rey y gracias a su gran astucia y habilidad con las ramas puede destruir dragones.

Figuras Demoníacas

Strigois

Son llamados así a las almas de los muertos que vagan por las noches; pero no en espíritu, sino en forma física. Salen por las noches para horrorizar a las personas que consiguen a su paso. La única forma de matar a los strigois, es arrancándoles el corazón a plena luz del día, y luego clavarlos con una estaca sobre sus propias tumbas.

Shtriga

Son unas brujas mitad vampiro, que se dedican a extraer la energía vital de los niños. Se le aparecen a los niños en sus cuartos por las noches sin que nadie las vea.

La única manera de destruirlas es dispararles cuando están comiendo, ya que es el único momento en el que están distraídas; solo deben usarse balas bendecidas hechas de hierro.

Shtriga mitología Rumana

Strix

Son aves que tienen gran parecido a un búho gigante, son misteriosas y familiares de los vampiros. Se alimentan de los humanos extrayéndoles su energía vital.

Pricolici

Se llama así al término que se le dio a la combinación entre un hombre lobo y un vampiro. Son las almas de todos los considerados “no muertos”; que son invocadas a vagar por el mundo con el único objetivo de hacer el mal entre los vivos.

El Balaur

Es el más temible dragón existente en la mitología de Rumania. Lo describen como un dragón gigante que posee aletas y varias cabezas de serpiente. En la mayoría de las leyendas de Rumania, aparece el balaur como representación del mal; y el único que puede destruirlo es el Fat Frumos con el objetivo de rescatar a la princesa.

Balaur mitología Rumana

Conclusión

La mitología Rumana, tiene una cultura muy rica y variada. Llena de mitos y leyendas que han marcado la historia de Rumania y su posición ante el mundo. Su creencia más fuerte desde tiempos remotos e incluso hasta la actualidad, es la existencia de los vampiros y criaturas místicas. Incluso a nivel mundial se ha hecho gran renombre hasta sacar la famosa película de Drácula el vampiro.

Lo más impactante de la cultura Rumana es como han logrado que su folklore haya perdurado hasta la actualidad. Y esto es gracias al fuerte carácter rural de la comunidad rumana y creatividad en sus tradiciones.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here