Mitología Olmeca: Origen, historia, ruinas, religión, dioses, seres mitológicos.

La mitología Olmeca, fue una de las culturas que tuvo mayor influencia en toda Mesoamérica; en cuanto a su desarrollo y punto de vista a nivel mitológico.

Sin embargo, existen muy pocos registros sobre la cultura de los Olmecas, esto hace que aun en la actualidad la mitología Olmeca siga siendo un misterio.  Todas sus creencias, forma de vida, cultura, religión y folklore está basado en su arte; es decir, en sus pinturas, esculturas y arqueología dejadas por los Olmecas en el territorio donde habitaban.

Origen de la mitología Olmeca

Los olmecas, fueron una gran civilización que habitaba en la zona sur del estado de Veracruz, y se extendían hasta la zona oeste lo que actualmente es el estado de Tabasco en México.El origen de la palabra “Olmeca” viene del Náhuatl, y significa “habitantes del país del hule”.

Aproximadamente, se cree que sus orígenes datan entre los años 1200 a.C y 800 a.C; aunque por los datos arqueológicos recogidos de su cultura, muchos historiadores coinciden en que la mitología Olmeca tiene su origen alrededor de los años 400 a.C.

También se cree, que los Olmecas fueron una tribu independiente que no tuvo ningún tipo de relación con las demás tribus de Mesoamérica hasta el año 100 a.C. después de esta época, comenzaron a relacionarse con las demás tribus mesoamericanas.

Esto trajo como consecuencia, que los Olmecas influyeran de gran manera sobre la cultura de los pueblos mesoamericanos. Especialmente en la mitología Maya; y en otras como los Toltecas y los Mexicas.

Mitología Olmeca
Mitología Olmeca

Historia de la mitología Olmeca

A pesar de que aun en la actualidad, no está claro cuál es el origen de la mitología Olmeca; a través de la historia se han encontrado diferentes hallazgos arqueológicos que demuestran cuales fueron la base de su cultura y creencias.

Según estos datos, los arqueólogos modernos han llamado a los Olmecas como “los hijos del jaguar” o también conocidos como “la gente del jaguar”. En su mitología, los Olmecas utilizaron las imágenes de diferentes animales para representar a sus principales dioses.

Además, un rasgo en común con todas las tribus mesoamericanas fue tener al “maíz”, como base de su agricultura; entre otras plantas alimenticias y medicinales. Los indicios de arte que se han encontrado a través de los años de la mitología Olmeca, están llenos de símbolos que hacen referencia al maíz.

Debido a su dominio geográfico, los olmecas eran llamados también como “la gente de los ríos”; esto se debe a que los ríos eran un elemento indispensable para su desarrollo. A través de él podrían comercializar sus productos, así como también proveer bebida para su consumo y la agricultura.

A través de toda la historia de la mitología Olmeca, mostraron rasgos de una civilización desarrollada que los diferencian de las demás culturas de las tribus de Mesoamérica; a tal punto, que incluso fueron de gran ayuda al desarrollo de las demás culturas.

Ruinas en la mitología Olmeca

En el territorio donde se desarrolló la mitología Olmeca, en la actualidad se han encontrado diferentes ruinas que contienen figuras, esculturas y pinturas que representan cuales fueron sus figuras mitológicas.

Además, muestran cuáles fueron sus creencias, costumbres y forma de vida. La ruina Olmeca más conocida es “la venta”; la cual se encuentra ubicada en estado de Tabasco, México.

Allí se encontraron diferentes representaciones mitológicas de los Olmecas, que datan de los años 800 a.C y 400 a.C.; entre ellas las más significativas son la serpiente emplumada y el espíritu de la lluvia, los cuales están presentes en las historias más importantes de la mitología Olmeca.

Todas las ruinas de los Olmecas, se encuentran dentro de cuevas de montañas; la razón es porque tenían la creencia de que las montañas eran el lugar de conexión entre la tierra, el cielo y el inframundo.

Ruinas de la mitología Olmeca
Ruinas de la mitología Olmeca

Religión de la mitología Olmeca

Los olmecas fueron la primera civilización existente en Mesoamérica; abarcando el territorio entre Guatemala y México. Por lo tanto, fueron la primera cultura en desarrollarse y la cual influyó en la cultura de todas las demás tribus mesoamericanas que surgieron.

Tuvo sus fuentes de ceremonia principales, en los territorios de: San Lorenzo de Tenochtitlán, Tres zapotes y la región de Venta. Donde sus principales cultos en bases a sus creencias hicieron posible, gracias a su posición geográfica que su cultura se extendiera con mayor facilidad a todas las tribus prehispánicas.

La religión de la mitología Olmeca, se caracteriza por ser politeísta; es decir, tenían una diversidad de deidades. Y todos estaban representados fundamentalmente, en los elementos de la naturaleza, animales y la agricultura.

Los olmecas, consideraban que toda la creación era un ser vivo, por esta razón tenían mucho respeto hacia los elementos de la naturaleza como ríos, montañas, árboles, entre otros.

Sus dioses eran seres sobrenaturales, que tenían grandes poderes y estaban conectados directamente con sus gobernantes y antepasados. Sin embargo, la base de la religión de los olmecas era el “nahualismo”. Esto significa, la creencia de que el hombre se puede convertir en cualquier especie animal, y también en sentido contrario.

Por esta razón, es muy común que en la mitología Olmeca la mayoría de sus dioses están representados por seres mitad humano y mitad animal.

Dioses y otros seres de la mitología Olmeca

En la mitología Olmeca, cada animal existente en la naturaleza representa uno de sus dioses. Por tal motivo, la gran mayoría de sus deidades están descritas como criaturas místicas, en una combinación de mitad animal y mitad humano.

Los Olmeca, creían que sus dioses estaban directamente conectados con sus gobernantes. Donde sus chamanes y sacerdotes, eran los que se encargaban de hablar con los dioses para comunicar sus mandatos.

Aun en la actualidad, se desconocen la gran variedad de dioses Olmecas; podrían ser clasificados de acuerdo a sus poderes y objetivos por los cuales eran invocados. En dioses curanderos, dioses oscuros y dioses malignos.

Además, que también dentro de las creencias Olmecas; cada individuo llevaba dentro un animal el cual podría ser un dios. Entre los dioses más representativos de la mitología Olmeca, tenemos:

1.- Serpiente emplumada

Se cree que apareció en la mitología Olmeca alrededor del año 1400 a.C, según sus creencias la serpiente emplumada era el ser creador de los libros y los calendarios místicos.

Sin embargo, también lo relacionan con la muerte y la resurrección; y fue el que proporcionó el maíz a toda la humanidad. Los describen como un cascabel gigante, que tiene plumas alrededor de su cabeza y una cresta gigante.

2.- El Jaguar

El jaguar es el dios principal de la mitología Olmeca, también es llamado “nahual”; estaba directamente relacionado con la lluvia y la fertilidad. Para los Olmecas, el jaguar era considerado como el chamán místico del mundo animal; y también representaba poder y temor hacia sus enemigos.

Según las creencias de la mitología Olmeca, si el jaguar desaparecía de la tierra; también los hombre desaparecerían con él. Esto se debe, a la gran conexión que existe entre el jaguar y el ser humano.

El jaguar es el símbolo que representa la mitología Olmeca, y por esta razón le ofrecían sacrificios de sangre. La mayoría de los tótems Olmeca están representados por unos seres llamados “hombres jaguar”.

Lo describen como un ser felino de físico llamativo, que expresa belleza, elegancia, poder y temor. Con una inmensa cabeza y unos colmillos gigantes.

3.- El hombre de la cosecha

Se trata de un hombre joven, que se convirtió en símbolo de la fertilidad de la mitología Olmeca; luego de sacrificar su propia vida a cambio de que el mundo entero recibiera alimentos.

Luego de esto, era reconocido como un ser divino Olmeca. También era llamado “Homshuk”, especialmente en la zona de Veracruz.

4.- Espíritu de la lluvia

Es el segundo dios más importante de la mitología Olmeca, este influye directamente sobre el dios del maíz. Esto se debe a que sin él, no hay garantía de crecimiento y el desarrollo de los alimentos.

Los rastros de ofrendas hacia el dios de la lluvia, están el manantial que se encuentra al pie del cerro Manatí. Es común que los manantiales y montañas que existen en todo el territorio de la mitología Olmeca., son punto de rituales y ceremonias que aún en la actualidad se practican en honor del dios de la lluvia.

Lo describen como un ser masculino, el algunas ocasiones como un joven, niño e incluso un duende. Se caracteriza por tener colmillos, una boca dentada, un ceño fruncido, ojos oblicuos y hace un gruñido muy feroz.

5.- Dios del maíz

El maíz fue el alimento principal de la cultura Olmeca, y el cual tuvo mayor influencia sobre su mitología. No se podría definir con exactitud si el dios del maíz Olmeca era hombre o mujer.

Sin embargo, se le conocía como “Centéotl o Cintéotl”; lo cual tiene como significado dios del grano. Es la divinidad más importante, no solo de la mitología Olmeca; sino también de todas las tribus que pertenecen a Mesoamérica.

6.- Dios dragón

Este dios también era llamado “monstruo de la tierra”; lo describen como una combinación de rasgos físicos entre un ave, una serpiente y un jaguar. Entre otras características tenía unas cejas gruesas de las que brotaba fuego, una lengua como la de una serpiente y su nariz era muy abultada.

Sus colmillos eran gigantes y ojos huecos. Es una divinidad que aparece en la mayoría de las historias de la mitología Olmeca.

7.- Hombre jaguar

En la mitología Olmeca, existe la creencia de que los jaguares se aparearon con mujeres humanas; creando a estos seres místicos llamados “hombres jaguares”. De esta manera, asumieron que su descendencia proviene del jaguar.

El hombre jaguar, está presente en la mayoría de las esculturas Olmecas encontradas; y es considerado como una de sus deidades más influyentes sobre la cultura Olmeca. Se caracteriza por tener unos ojos rasgados, una cabeza de tamaño pronunciado y una boca que está abierta; pero sus comisuras están apuntando hacia abajo.

8.- Dios bandido

El dios bandido, es una especie de divinidad misteriosa que aparece en las historias de la mitología Olmeca; pero no es muy conocido. Lo describen como un ser con la cabeza plana, un ojo rasgado que va cubierto por una banda que le cubre la mitad del rostro; y la boca con comisuras apuntando hacia abajo.

9.- Monstruo tiburón

Este es uno de los seres que es menos comprendido dentro de la simbología de la mitología Olmeca. Sin embargo, por los pocos registros de su cultura; se cree que el monstruo tiburón desarrolló un papel fundamental en el mito de la creación Olmeca.

El sacrificio humano en la mitología Olmeca

Según los registros hallados a través de los años de las costumbres de la mitología Olmeca, existen indicios de que practicaban sacrificios humanos. Los cuales generalmente, eran hechos con niños.

Estos sacrificios, se hacían en honor a los dioses; principalmente al dios jaguar que era su dios más importante y de procedencia de un animal de naturaleza carnívora.

También existían los sacrificios humanos auto infligido, estos eran hechos por los chamanes. Estos aseguraban que a través de plantas alucinógenas, podían convertirse en cualquier animal; y así ofrecer estos sacrificios.

Sacrificios humanos en la mitología Olmeca
Sacrificios humanos en la mitología Olmeca

Ritos y ceremonias en la mitología Olmeca

Los ritos y ceremonias más destacados de la mitología olmeca, son los relacionados con los difuntos. A través de todo el territorio ocupado por los Olmecas, se han encontrados restos de sus antepasados pertenecientes a todas las clases sociales dentro de la tribu.

La mitología Olmeca, se destaca por ser la cultura de Mesoamérica más innovadora en sus ritos y ceremonias. Sin embargo, no todos eran enterrados de la misma forma.

Los campesinos tenían tumbas sencillas, donde a veces eran acompañados de sus mascotas; estas eran sacrificadas con el objetivo de que le hicieran compañía en el más allá a su dueño.

En cambio a los que eran reyes o sacerdotes, se les enterraba en tumbas más elaboradas con ofrendas de toda clase; como piedras preciosas, cerámicas, armas, entre otros. También existen algunos indicios, de ceremonias hechas por los chamanes con motivos curativos.

Mesón de rituales de la mitología olmeca
Mesón de rituales de la mitología olmeca

Centros ceremoniales de la mitología Olmeca

  • San Lorenzo: es considerada como la zona más antigua donde se origino la mitología Olmeca; los monumentos fabricados en este centro ceremonial datan de aproximadamente entre los años 1200 a.C y 900 a.C.
  • La Venta: en esta zona se encuentra el centro de ceremonias más importante de la mitología Olmeca. Se construyó la gran pirámide más antigua de toda Mesoamérica, representado el gran avance arquitectónico que desarrollaron los Olmecas. Su desarrollo fue entre los años 900 a.c y 400 a.C.
  • Tres Zapotes: fue el último centro de ceremonias conocido de los Olmecas, y su uso se extendió desde el año 400 a.C hasta el año 200 a.C.

La ciencia y la mitología olmeca

El desarrollo del lenguaje jeroglífico utilizado por los Olmecas, para describir su forma y estilo de vida; representa los avances científicos y culturales que desarrollaron.

Uno de los hallazgos más importantes ha sido “el bloque de Cascajal”; en donde se han identificado más de 62 símbolos. Y es considerado como la escritura más antigua de la mitología Olmeca.

También sus avances científicos, se ven reflejados en la creación del “calendario de la cuenta larga”; es cual consta de la creación de diferentes ciclos de calendarios. Así como también el hallazgo, del uso del número “cero” en sus estudios astronómicos.

Mito de la creación de la mitología Olmeca

En el origen de los tiempos de la mitología Olmeca, cuando los dioses descendieron a la tierra; escogieron a una de las mujeres de la tribu de acuerdo a sus virtudes y características para ser poseída por un jaguar.

De esta manera, la mujer dio a luz al primer hombre jaguar de la mitología Olmeca. De esta manera creció la población humana de los Olmecas; en donde los hombres fueron seleccionados para la guerra. Y las mujeres, se destacaron en los diferentes tipos de arte.

Todos vivían en armonía y en paz, hasta que un día los dioses se enojaron porque una joven jaguar se fijó en joven que no pertenecía a la clase de los hombres jaguares. Al procrear un hijo, de esa relación prohibida; los dioses castigaron al pueblo olmeca con la escasez de la lluvia.

El joven, al ver a su pueblo sufriendo ofreció a su propio hijo en sacrificio. Los dioses levantaron el castigo sobre el pueblo, pero petrificaron al hijo con el padre; esto en muestra de respeto hacia la descendencia jaguar para las futuras generaciones.

Mito de la creación de la mitología Olmeca
Mito de la creación de la mitología Olmeca

Conclusión

La mitología Olmeca, está basada en la representación de sus diferentes deidades; las cuales están específicamente enfocadas en la naturaleza. La costumbre Olmeca, era transmitir sus conocimientos de manera oral por generaciones.

Por tal motivo, esta cultura es aún muy desconocida en la actualidad. Solo se puede deducir, por su presencia en la mitología de todas las tribus pertenecientes a Mesoamérica; que fue de gran impacto e influencia en el desarrollo de las demás culturas de esta región.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here