Karma: Ley De Causa Y Efecto De Vidas Pasadas, Acción Física O Mental

El Karma es la ley de causa y efecto, es acción, ya sea física o mental, individual o realizada por un grupo, y cada acción tiene una consecuencia.El significado en sánscrito es realizar una obra o acción. Incluye acciones que realizamos, no sólo a través de nuestro cuerpo, sino también a través del habla y la mente.

Cambiar nuestro karma

Los seres humanos, según las leyes de la naturaleza, deben pagar por todas sus acciones equivocadas, pero cuando se sintonizan con Dios a través de técnicas de meditación y recuerdan la imagen perfecta dentro de ellos, entonces, al darse cuenta de su divinidad, no necesitan sufrir por sus errores humanos pasados.

Pero si se identifican de nuevo con su humanidad al no perdonar a los demás, entonces de nuevo se someten a sí mismos para ser gobernados por la ley exigente de la acción karmática. También puede ser cambiado por la intervención de un maestro auto-realizado que está libre. Así como sucede cuando se trabajan los chakras.

Características

  • Algunos se han referido al karma como un eco del pasado y también dicen que crea el futuro.
  • Los actos comunes como ir a trabajar, las buenas obras, la caridad, etc. también definen de manera general.
  • Sin embargo, el reverenciado Dadashri, que ha alcanzado el conocimiento del Ser, da una visión más profunda y explica que esos actos son en realidad frutos del karmáticos atados en la vida previa de uno. Así, todo lo que veas externamente en la vida actual son todos los frutos de las intenciones internas de tu vida pasada.
  • Comienza este viaje espiritual hacia la felicidad eterna

Teoría del karma

Entender la teoría del Karma ayudará a entender su ciencia y mecanismo. Pero la pregunta permanecerá:

¿Cómo comenzar este viaje hacia la liberación?

El paso esencial para comenzar en este viaje espiritual hacia la bienaventuranza eterna es descubrir tu Verdadero Ser asistiendo al Gnan Vidhi, un proceso científico de 2 horas de Auto-Realización.

En palabras de Dadashri:

“Una vez que entres en la naturaleza del Sí mismo, ningún nuevo karma te obligará. Esto sucede cuando el Gnani Purush te hace consciente de tu propio Ser Verdadero. Después de eso, los nuevos karmas no se unen y los viejos karmas continúan descargando. Cuando todos los karmas se hayan descargado, alcanzarás la liberación final.”

Gente de diferentes estilos de vida, ya sea que busquen soluciones a problemas cotidianos o felicidad permanente, han ganado satisfacción en su búsqueda de la vida después de haber pasado por el proceso científico de la Auto-Realización llamado Gnan Vidhi.

Karma grupal

El karma también puede afectar a un grupo de personas, como una religión (3), un país o incluso un planeta, dependiendo del karma de la mayoría del grupo. Un país puede ser conquistado, o tener sequías o hambruna, porque ese era el karma general del grupo, incluso si unos pocos no tenían ese karma. Si aquellos que no tienen ese karma tienen un fuerte magnetismo para la ocurrencia opuesta, podrían ser perdonados.

Paramhansa Yogananda da el ejemplo de un accidente de avión. Si suficientes personas en ese plano tienen el karma para estrellarse, el plano se estrellará incluso si algunos no tienen el karma para estrellarse. Pero si una persona tiene suficiente magnetismo para vivir, podría sobrevivir al choque o terminar sin tomar ese vuelo.

¿Cómo nos liberamos del karma?

Muy pocas personas se dan cuenta de cuántas de sus acciones y deseos son generados por el karma pasado. Creen que están actuando con libre albedrío, pero en cambio están actuando con hábitos enterrados profundamente en su mente subconsciente de muchas vidas pasadas. La salida de este ciclo es renunciar a la falsa noción de que uno demuestra libertad dando rienda suelta a sus deseos.

Al sintonizarse con la infinita sabiduría detrás de la ley kármica, uno acepta a Dios y Su guía desde adentro, en lugar de ser guiado por el deseo. Cuanto más se vive guiado desde dentro, mayor es el control que se tiene sobre los acontecimientos externos de la vida. Mientras uno esté actuando bajo la guía divina en vez del ego, uno no acumula más karma, y eventualmente se disipa.

Significado en la biblia

La Biblia se refiere al karma en el libro de Gálatas cuando dice: “No te engañes; Dios no es escarnecido; porque todo lo que el hombre sembrare, eso también segará”. Si siembras el mal, cosecharás el mal en forma de sufrimiento. Y si siembras bondad, cosecharás bondad en forma de gozo interior.

Cada acción, cada pensamiento, produce sus propias recompensas correspondientes. El sufrimiento humano no es una señal de la ira de Dios con la humanidad. Es más bien una señal de la ignorancia del hombre sobre la ley divina. (5) El Karma es la manera en que Dios nos enseña.

Un laberinto de sentido

Como una palabra de moda de la Nueva Era, el karma es frecuentemente malentendido. Algunas personas lo usan para hablar de “atmósfera”. Otras veces se asume que es lo mismo que el aura humana. Probablemente has visto las pegatinas que dicen que Mi karma atropelló tu dogma. Estoy seguro de que es humor sin sentido, pero se añade a la confusión general.

Entonces, ¿qué significa realmente el karma?

  • “Lo que anda por ahí, anda por ahí”.
  • “Cosechas lo que siembras”.
  • “Para cada acción hay una reacción igual y opuesta.”

Estas son frases cotidianas, incluso clichés, que en realidad lo describen.

¿Un concepto antiguo?

Es una palabra sánscrita que significa `acto’, `acción’, o `palabra’. Nos permite progresar en la evolución de nuestra alma. Como usted sabe, las cosas que pensamos, decimos y hacemos pueden ser positivas o negativas. De la misma manera, el karma puede ser positivo o negativo.

Es un gran benefactor, devolviéndonos la energía de todos los pensamientos y acciones bondadosas y amorosas que enviamos al mundo. También es nuestro mejor maestro, haciéndonos responsables de lo que hacemos y dándonos la oportunidad de aprender de nuestros errores y enmendarnos.

Algunas personas hablan de tener ‘buen karma’ y ‘mal karma’. No soy un fanático de ese tipo de etiquetado, porque nos anima a hacer juicios sobre situaciones (las nuestras o las de otras personas) cuando no tenemos toda la información de fondo. No sabemos lo que está pasando desde la perspectiva del alma.

Es importante recordar que no todo lo que nos sucede es causado por esta ley cósmica. Las almas están creando nueva energía negativa todo el tiempo, por su libre albedrío, y gente inocente puede resultar herida por esto. Además, algunas almas se ofrecen voluntariamente (en el mundo celestial, antes de nacer en la tierra) para hacer sacrificios en favor de sus seres queridos. Puede que nunca sepas cuando la desgracia de alguien en la vida es en realidad un sacrificio amoroso, quizás incluso para ti.

Generalmente estamos familiarizados con la idea de que estas enseñanzas han tenido un lugar durante mucho tiempo en las religiones orientales, pero lo que comúnmente se pasa por alto es que Jesús enseñó acerca de esto y de la reencarnación también. Su Sermón de la Montaña es una gran lección de responsabilidad personal – la esencia misma del karma.

En la Biblia, el apóstol Pablo lo explica cuando nos dice “Cada uno llevará su propia carga….No te engañes; Dios no es burlado; porque todo lo que el hombre siembra, eso también segará….Cada uno recibirá su propia recompensa según su trabajo.”

¿Y ahora qué?

Saber todo esto puede ser un poco desalentador. Tendemos a pensar en todas las cosas no tan bonitas que hemos hecho en nuestras vidas y nos preguntamos cuándo van a venir a mordernos por detrás. La verdad es que hay gracia y el cielo es misericordioso. Tenemos que ser responsables, sin duda alguna, pero Dios nunca nos da más de lo que podemos manejar.

También está el retorno de nuestra energía positiva que regresa a nosotros para mirar hacia adelante. Probablemente siempre has sabido intrínsecamente que hacer buenas obras de alguna manera ‘valía la pena’. Bueno, ahora ya sabes por qué – recibirás un retorno de tu inversión en energía, y cuanto más aportes, ¡más saldrás beneficiado!

Vale la pena saber (o recordar) que se nos ha dado el inestimable don de la llama violeta, un fuego espiritual que “equilibra” o repolariza nuestro karma negativo cuando lo invocamos. A través de la meditación con llama violeta, podemos enmendar los pensamientos y acciones negativas para que los efectos no tengan que manifestarse físicamente en nuestras vidas.

No es un trato de una sola vez y requiere esfuerzo y dedicación, pero es una manera impresionante de acelerar el progreso en tu camino espiritual, así como hacer que la vida parezca generalmente más positiva!

En una nota personal, eventualmente me di cuenta que estoy agradecido por la ley del karma. Es afirmar saber que Dios me respeta como un individuo lo suficiente como para no dejarme salir con nada que no me haga una persona mejor, y que soy lo suficientemente importante como para recibir el valor de mis acciones amorosas.

Conclusiones

¿Qué es el karma? El Karma, como una palabra, ha sido usado muy libremente. Si estás leyendo esta página, es probable que seas uno entre miles de personas que realmente buscan la comprensión correcta de esta palabra incomprendida – “Karma”.

Posiblemente estés aquí para comprender cómo nuestras intenciones, motivos, deseos y el impulso emocional con el que llevamos a cabo nuestras acciones tienen un efecto en nuestras vidas y cómo se relacionan con el término “Karma”.

¿Te sorprendería saber qué…?

La razón para continuar en el ciclo de nacimiento y muerte es el Karma.

  • Las experiencias de dolor y placer son los resultados del Karma que ha sido cargado o recogido en la vida pasada.
  • Una acción negativa NO es compensada por otra positiva; ambas entregarán sus resultados individualmente.
  • Después de alcanzar el conocimiento del Ser, puedes estar involucrado en actividades normales, permanecer en un estado de felicidad, no atar ningún significado de karma, eventualmente alcanzarás la iluminación completa.
  • Uno alcanza la liberación final (moksha) sólo cuando todos los Karmas son destruidos.
  • El reverendo Dadashri, a través de un lenguaje muy simple, nos da los siguientes entendimientos clave sobre la teoría del Karma:
  • Los frutos del no son castigo o retribución, sino simplemente, consecuencias de nuestras intenciones internas.
  • Las semillas del Karma se siembran en la vida pasada y dan sus frutos en esta vida. ¿Quién da los frutos de estos Karmas? ¿Dios? No. Karma significa que madura en nuestras experiencias cuando las condiciones apropiadas se juntan. Es dada por la naturaleza, a la cual Dadashri se refiere como “Evidencias Científicas Circunstanciales” (Vyavasthit Shakti).
  • Las razones clave para cargar el Karma son la intención interna detrás de la acción e ignorancia del Ser.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here