Home Mitología Por País Hunab Ku: Expresión Maya Para decir Jehová o Dios

Hunab Ku: Expresión Maya Para decir Jehová o Dios

Hunab Ku es un término colonial maya yucateco reducido que significa “El Dios Único”. Se usa en los textos coloniales, y más particularmente en los textos doctrinales para referirse al Dios cristiano. Dado que la palabra se encuentra con frecuencia en el Chilam Balam de Chumayel, un documento sincrético muy influenciado por el cristianismo, se refiere específicamente al dios cristiano como una traducción al maya del concepto cristiano de un solo dios, utilizado para incultura al maya politeísta anteriormente.

Calendario Maya (Hunab-Ku)

1. Hunab Ku como el Dios de los Cristianos

La referencia por escrito más antigua conocida públicamente al término “Hunab Ku” (que se traduce como “Dios único” o “Dios único”) aparece en el Diccionario de Motul del siglo XVI, donde “Hunab-ku” se identifica como “el único y verdadero dios, también el más grande de los dioses de la gente de Yucatán. No tenía forma porque decían que no podía ser representado porque era incorpóreo”.

El término también aparece en el Libro de Chilam Balam de Chumayel, escrito después de la conquista española, pero se desconoce en las inscripciones anteriores a la conquista en la escritura maya. Hunab Ku estaba estrechamente asociado con un dios creador indígena, en un esfuerzo por hacer uso del sincretismo religioso.

Una versión afirma de que la expresión de Hunab Ku era el supremo dios de las civilizaciones mayas se puede localizar en el libro de Sylvanus Morley, titulado Los antiguos mayas publicado en (1946). Es necesario referirse a los autores mayas para verificar su origen y uso. Sin embargo, la interpretación de Hunab Ku como una deidad prehispánica no es ampliamente aceptada por los estudiosos mayas en la actualidad.

El académico, antropológico y lingüista William Hanks, expreso en un ejemplo diciendo que asemejar el término hunab ku como una expresión introducida en el pasaje del maya  antiguo se enuncia como yucatec y fue fundada en el argumento de las misiones cristianas. Escribe: “El uso de hunab ku [‘uno’ más sufijo más ‘dios’] para la singularidad de Dios es lingüísticamente transparente a la unidad del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Esto aparece ampliamente en los escritos misioneros. También señala, “el hecho de que las paráfrasis cercanas hagan referencia a Dios, halal ku y hunab kunos permite identificar con seguridad el hunab ku con el Dios cristiano, incluso cuando el texto que nos rodea puede ser ambiguo”.

2. Hunab Ku en la creencia de la Nueva Era

Los credos de la Nueva Era que hablan sobre Hunab Ku proceden de la misión del filósofo Domingo Martínez Paredez en los años de 1904 hasta 1984, quien exhibió su definición de la percepción en 1953 por primera vez y extendió sus ideologías en libros posteriores, llamado Hunab Kú: Manuales del Movimiento de la filosofía maya en el año de 1964.

Martínez interpretó a Hunab Ku como evidencia del monoteísmo maya y sugirió que estaba representado por los símbolos de un cuadrado dentro de un círculo o un círculo dentro de un cuadrado, el cuadrado que representa la medida y el círculo que representa el movimiento. Martínez relacionó a Hunab Ku con los conceptos y símbolos en la masonería.

Particularmente la idea de un Gran Arquitecto del Universo y el cuadrado y brújula masónicos. También fue Martínez quien primero asoció a Hunab Ku con la expresión “En Lak’ech”, que tradujo como “Eres mi otro yo”. (En inglés, esto significa “Tú eres mi otro yo”). Las ideas de Martínez fueron popularizadas por Hunbatz Men y José Argüelles. La importancia del símbolo también ha sido discutida por José Castillo Torre.

3. Hunab Ku como símbolo

Luego de ser interpuesta la idea de Hunbatz Men, en lugar del símbolo de Martínez, Argüelles afirmó que el símbolo “Hunab Ku” era originalmente un diseño rectangular utilizado por los aztecas para una capa ritual, conocido como el manto de los tapones de labios (o, posiblemente, el manto de ” agua de araña”). El diseño sobrevive hoy como un diseño de alfombra que se vende en el centro de México.

Pero fue asociado con la Vía Láctea y el dios Hunab Ku por Argüelles, quien modificó el símbolo para que se pareciera más a un motivo circular que evoca un El símbolo del yin y el yang, así como una galaxia espiral o la sangre que Hunab Ku arrojó sobre los huesos que Quetzalcóatl tomó de Ah Puch para crear la humanidad. Se ha asociado con el mayanismo.

La primera aparición conocida del diseño se encuentra en el Codex Magliabechiano del siglo XVI, un documento azteca (no maya) que también es conocido por las representaciones gráficas de sacrificios de corazón dibujados por artistas indígenas. El diseño fue reproducido por primera vez por Zelia Nuttall, quien redescubrió el Codex Magliabecchiano en Florencia, Italia en 1898, en su libro de 1901

Los principios fundamentales de las civilizaciones del viejo y el nuevo mundo: una investigación comparativa basada en un estudio de los antiguos religiosos, sociológicos y sociólogos mexicanos. Sistemas de calendarios. Los facsímiles del códice se publicaron en 1903 y 1982.En 1976, el diseño fue presentado a los tejedores de Teotitlan, Oaxaca por el epigrafista Gordon Whittaker, quien encargó una alfombra basada en el diseño en el Códice Magliabbechiano.

Para 1978, se había reproducido varias veces. Argüelles dice que compró dos alfombras de Teotitlan con el diseño, que posteriormente modificó y popularizó en su libro The Mayan Factor (1987) y durante la Convergencia Armónica de 1987. El diseño, representado en blanco y negro, apareció en la portada y en las páginas decoradas de The House of the Dawn (1914), una novela romántica de Marah Ellis Ryan ambientada en el territorio Hopi durante la revuelta de Pueblo en 1680.

Bordes decorativos en las páginas del libro combina este diseño con la esvástica, un motivo que también aparece con frecuencia en otros libros de Ryan. Es probable que el ilustrador del libro de Ryan haya encontrado el diseño azteca en la publicación de Nuttall en 1903. John Major Jenkins, quien vio por primera vez el símbolo utilizado por Argüelles, se encontró con la novela de Ryan en una librería de libros usados.

Se apropió de los bordes decorados para su uso en su zine Jaloj Kexoj y PHI-64: El paradigma de doble principio de la filosofía del tiempo maya y su paralelo conceptual en el pensamiento del viejo mundo (1994) y también una versión publicada con modificaciones como la ciencia sagrada azteca (1994).

A pesar de las afirmaciones de Martínez, Argüelles y Jenkins, no hay representaciones conocidas de “Hunab Ku” que hayan sido documentadas por los antiguos mayas. Es un motivo azteca, no maya.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here