Home Mitos Mitos Colombianos: Los 9 Mitos Colombianos Más Conocidos

Mitos Colombianos: Los 9 Mitos Colombianos Más Conocidos

Algunas historias de fantasmas se han vuelto tan arraigadas en la mente de las personas que han trascendido hasta llegar a los oídos de otros países, asustando a los niños y manteniendo a las esposos mujeriegos en su lugar. La mayoría de todos estos cuentos y mitos colombianos se transmiten de generación en generación. Sigue leyendo y entérate sobre mitos y leyendas más populares de este país:

1.  El Sombrerón

La leyenda del Sombrerón (El hombre del sombrero) es uno de los mitos colombianos que comenzó con un verdadero aldeano. Esta persona se vestía de negro, montaba un caballo negro y era considerado un hombre elegante de rostro tierno.

El Sombreron

Pero cuando murió, su espíritu se convirtió en el terror de las calles en las noches y haciendo travesuras a los borrachos, los tramposos, los jugadores y los luchadores o busca peleas.

Se dice que el Sombrerón persigue a sus víctimas a través de áreas solitarias e iluminadas por la luna, donde a veces lo acompaña dos temibles perros negros. Esta leyenda se cuenta con mayor frecuencia en Antioquia, aunque el “jinete negro” y el “jinete sin cabeza” a menudo descritos en Tolima, Huila y el Valle del Cauca comparten muchas de sus características.

2.El mohán

El mohán

El mohán es el monstruo favorito de todos entre los mitos colombianos. Aunque su descripción varía de un lugar a otro, generalmente es una criatura enorme, cubierta de pelo con largas uñas como garras. A veces tiene ojos rojos, dientes de oro y le gusta hacer travesuras. Los pescadores dicen que el mohán volquea botes y roba cebos y anzuelos.

Las lavanderas afirman que hechiza a las chicas con música y trucos. También se dice que guarda tesoros antiguos en su palacio subterráneo y su aparición anuncia la llegada de inundaciones, terremotos y plagas. El mohán se conoce como “Poira” y su historia se cuenta comúnmente en Tolima.

3.  La patasola

Otro de los mitos colombianos populares es la leyenda de la patasola (mujer de una pierna) vive en la densa jungla y es especialmente temida por los mineros, cazadores, granjeros, excursionistas y madereros, en particular por el ritmo con el que se mueve a través de la jungla en una sola pierna.

La patasola

Algunos dicen que la patasola aparece como una belleza que atrae a los hombres a su guarida y luego los atrapa transformandose en una mujer fea de ojos salvajes . Otros dicen que atrae a los hombres gritando por ayuda antes de transformarse en una bestia asesina que chupa sangre.

Los hombres supuestamente cuentan la historia de la patasola para asustar a sus esposas para que sean fieles y también inculcar la cautela de la jungla. Se cree que la historia se originó en Tolima.

4.  La llorona

La llorona es una mujer errante que llora a sus hijos por las calles. Está embarrada con los ojos desorbitados, vestida con harapos y nunca muestra su rostro. Algunas leyendas dicen que grita pidiendo ayuda, pero cualquiera que lleve al bebé hereda la maldición para convertirse en la nueva llorona.

La llorona

Se dice que el espíritu acecha lugares solitarios y se le aparece a cualquiera que planea hacer travesuras. Algunos dicen que era una mujer celosa que mató a la madre de la niña con rabia. Otros que ella era una esposa desesperada que se suicidó, y un hijo que tuvo con su amante cuando escuchó que su marido errante regresaba de la guerra.

La historia de la mujer llorona es particularmente popular en el este de Colombia., en la región conocida como Los Llanos.

5.  La madre monte

Esta es otra de las leyendas y mitos colombianos conocido como: La madre monte (Madre Montaña) es una mujer robusta y elegante que viste musgo y hojas y un sombrero verde que oculta su rostro. Ella vive en la densa jungla. Supuestamente se baña en los ríos causando inundaciones y fuertes tormentas.

La madre monte

Madre monte acecha a quienes roban las tierras de otras personas y arrojan plagas a los propietarios de ganado que usurpan los campos o ignoran los límites. A ella también le disgustan los esposos infieles, los vagabundos, los que hacen travesuras en general y los castiga colocando obstáculos insuperables en su camino cuando caminan por la jungla.

Finalmente se quedan dormidos de agotamiento y no se despiertan durante horas.

6.  El Silbón

El silbón es una leyenda verdaderamente perturbadora de los llanos entre los mitos colombianos y de las llanuras orientales que limitan con Venezuela. La historia cuenta que un joven malvado mató a su padre con furia cuando no trajo a casa el corazón de venado que ansiaba. Él trajo de vuelta los órganos de su padre, pero la familia sospechó su maldad.

El Silbón

Su hermano castigó al hombre malvado azotándolo y arrojando pimiento picante sobre las heridas. Luego envió a un perro enojado tras él para continuar el castigo, así que ahora “El Silbón”, una figura espeluznante, demacrada de 6 metros de altura que atormenta a los llanos por la noche cargando una gran bolsa de huesos; que se dice son de su padre.

Sabrás que está cerca por su silbido que suena lejano cuando está cerca de ti y viceversa. Si está cerca será demasiado tarde, el escogerá un umbral de una casa para detenerse y contar sus huesos y si lo escuchas alguien de tu hogar morirá al amanecer, así que presta atención.

Curiosamente, la mayoría de los avistamientos de “El Silbón” son por hombres borrachos que tropiezan por la noche, hay algunas cosas que El Silbón aún teme. Manten un látigo, un pimiento picante y un perro rabioso alrededor para estar seguro las noches oscuras si sales a pasear.

7.  La Bola de Fuego

Otro de los espantosos mitos colombianos presente en los llanos consiste en una bola de fuego de 2 metros que rueda rápidamente por el paisaje en las noches oscuras, se dice que lleva el espíritu de una loca maldita. la leyenda cuenta que hace años una esposa hermosa pero de mal genio se enfureció cuando su esposo cuando este le pidió que preparara el almuerzo para otros 60 vaqueros.

Bola de Fuego

Para empeorar las cosas cuando ella fue a recoger la leña que se suponía que su esposo debía cortar, él no había hecho nada y eso la hizo realmente enojar. Luego escuchó a su hijo llorar; así que se marchó furiosa y con el hacha le cortó la cabeza al pobre e inocente.

Ella inmediatamente se volvió loca y fue maldecida para convertirse en una bola de llamas. Al igual que su corazón miserable. Ahora recorre las llanuras buscando a su hijo Juan y acechando a caminantes solitarios.

Ella solo reza por Juans y Don Juans (es decir, hombres de mala calidad), así que si ese no es tu nombre deberías estar a salvo. Sin embargo se aparece o tienes ese nombre, debes comenzar a maldecir y maldecir para alejar su maldad.

8.  La Tunda

De la cultura afrocolombiana nace una de los mitos colombianos llamado “La Tunda”. Se cuenta que en la jungla vive esta mujer desgraciada y fea que se reconoce por tener una pierna de madera, un molinillo y un utensilio común en Colombia.

La Tunda

Su peligro radica en su capacidad para cambiar de forma y aparecer como alguien que conoces, a menudo tu madre o un ser querido, para que pueda atraerte a la selva.

Una vez en sus garras, te alimenta con camarones, después de estar hipnotizado, alimentado y en calma, la tunda hara un festis contigo como: chupar tu sangre, estilo vampiro o devorarte como a un animal salvaje.

9.  El Hombre delfín

Hay más de lo que se ve a simple vista cuando se trata del majestuoso delfín rosado de las amazonas colombianas. Uno de los mitos colombianos indígena dice que un dios fuerte y guapo fue condenado a convertirse en un delfín rosado por los otros dioses, que estaban celosos de su buena apariencia.

A pesar de la maldición esta criatura tiene la capacidad de convertirse en un hombre cuando sale a tierra con un sombrero de paja que cubre su rostro de delfín. Se dice que es un hombre cariñoso y ninguna mujer puede resistirse a sus encantos.

Así que elige a una hermosa dama, bailan toda la noche y luego la lleva a dar un romántico paseo por el río. Suena como una buena cita ¿verdad?, pero al día siguiente la mujer no recuerda nada, para darse cuenta que al poco tiempo de la cita la chica se encuentra embarazada.

De hecho, muchos niños sin padres conocidos en el Amazonas en realidad tienen a “el hombre delfín” registrado como su padre en los registros oficiales.

El hombre Delfín

Colombia es un país de magia y misterio y está claro que cuando se trata de mitos y leyendas que hormiguean los huesos, la respuesta está en Colombia.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here