Mitología Japonesa: Grupo De Creencias Complejas

La mitología japonesa es un sistema de creencias considerado complejo de entender porque posee influencia de otras culturas u religiones que son adaptadas y modificadas para que sean típicas del país.

Esta mitología nos ha influenciado a día de hoy en el arte, dibujos manga, literatura y musical. Todos los elementos del folklore popular místico Japones nos aportan ideas y estéticas únicas. Muchos de ellos se han exportado a otras culturas, Japón ha vivido aislada a otras culturas durante muchos siglos y esto le da un carácter especial.

Japanese Mithology Art
Japanese Mithology Art

Mitología Japonesa conceptos generales

La mitología clásica japonesa se conoce como el sintoísmo y se basa en la creencia en la existencia de una gran cantidad de kami o deidades, que pueden tomar muchas formas, desde espíritus de la naturaleza hasta antepasados ​​divinizados y dioses asociados con conceptos abstractos como la creación y la muerte.

Los kami son considerados como divinidades locales que habitan en santuarios sintoístas en toda Japón y son adorados por los fieles en ceremonias y festivales. La mitología japonesa también incluye historias de héroes y dioses que se entrelazan con la historia y la cultura japonesas, muchos de ellos se enfrentan seres mitológicos fantásticos.

Dioses de la Mitología Japonesa

1. Amaterasu

La diosa Amaterasu, es conocida como la diosa del sol de Japón. Ella es una de las deidades más importantes del panteón sintoísta y es considerada como la antepasada legendaria de la familia imperial japonesa.

Amaterasu
La diosa del sol japones Amaterasu

En Japón es adorada por ser considerada la madre de la casa imperial y suprema representación mitológica, por lo que en su honor esta edificado el gran santuario de Ise y en la entrada de este se pueden ver unos caballos que están dedicados a esta diosa del sol, estos son vestidos y trasladados a un lugar del santo santuario 3 veces al mes para que inclinen su cabeza en reverencia a Amaterasu.

Mitología Japonesa
Se rinde culto a Amaterasu en la Mitología Japonesa

2. Susanoo

Bajo el nombre de Susanoo encontramos a la divinidad conocido por su brutalidad que gobierna el mar, las tormentas y las batallas, que es hermano de Amaterasu y de Tsukuyomi otros dioses.

Susanoo
Susanoo gobernante del mar.

Lucha contra su hermana Amaterasu

Al enfrentarse con su hermana quiso impedir heridas innecesarias por lo que la reto a participar en un concurso de poder creador.

El mismo consiste en que cada uno creara la mayor cantidad de divinidades menores que fueran fuertes y mejores que los del otro. Esta se dividió en rondas:

  1. La diosa partió la espada de su hermano, de esta quedaron 3 fragmentos que se comió y creo a 3 hermosas diosas.
  2. Susanoo queriendo superarla agarro las cuentas de la fertilidad de su hermana y de estas logro crear 5 dioses muy agresivos, por lo que se proclamó vencedor, aunque Amaterasu dijo que como estas le pertenecían ella era la ganadora.

En consecuencia, Susanoo furioso destruyo la hilandería sagrada lugar en donde vivía la diosa, sin ser esto suficiente descuartizo y repartio por todo el lugar el cuerpo del caballo celestial de la divinidad.

Amaterasu se asustó al verlo muerto y corrió a esconderse en la cueva de Yamato Iwato, lugar en donde se encerró lo que conllevo a que llegara la oscuridad eterna.

De forma que, Susanoo fue llevado a una audiencia en donde 800 dioses lo juzgaron y se le encontró culpable de asesinar al caballo celestial, espantar a su hermana y provocar la oscuridad eterna, junto con la muerte de las doncellas de Amaterasu.

3. Tsukuyomi

El nombre de Tsukuyomi hace referencia al Dios de la luna que junto a Amaterasu y Susanoo es uno de los “3 hijos nobles”, que surgieron cuando Izanagi, el dios que creo la primera tierra Onogoro-shima y baño sus pecados luego de escapar del inframundo y de  la ira de su esposa Izanami.

Tsukuyomi
Tsukuyomi dios de la luna.

Este personaje subió a los cielos a través de una escalera celestial, lugar en donde habito junto a su hermana Amaterasu, la diosa solar, pero esto se acabó cuando éste mató a Uke Mochi, divinidad de la comida en una fiesta perjudicando a los humanos, por lo que enfadada le prometió que no volverían a vivir juntos, ni a verse.

De aquí nace la leyenda de que el sol siempre se esconde de la luna y nunca se encuentran,  debido a que Amaterasu huye del Tsukuyomi para no verlo.

4. Hachiman

Con el nombre de Hachiman encontramos al Dios de los guerreros samurái y del tiro con arco, este no debe confundirse con la deidad de la guerra.

Por otro lado, algunas corrientes diferentes del país lo clasifican también como el divinidad de la agricultura que además proteja a Japón, ya que busca que la paz se mantenga, al igual que la prosperidad y la felicidad de sus habitantes.

Hachiman
Hachiman, dios de los guerreros samurái.

Su nombre traducido significa “Dios de los 8 estandartes” lo que representa los 8 estandartes del primer emperador Ojín.

En consecuencia, se cree que los marineros, pescadores, agricultores y campesinos lo veneraban porque este los guiaba y protegía.

Su símbolo es la paloma quien era además su mensajero, por lo que se creía que el espíritu de Hachiman habitaba en el sonido de los tambores tradicionales Hachiman y el choque de las espadas en la batalla por lo que durante estas los hacían sonar para que los acompañase.

Cabe destacar, que este personaje es tan relevante en la cultura que cuenta con alrededor de 25.000 templos que fueron construidos en honor dentro de Japón, además de que varias aldeas, ciudades y pueblos, tienen en su nombre algo que hace referencia a Hachiman.

Seres mitológicos japoneses

Dentro de la antología de Japón existe una gran variedad de personajes que durante siglos han aterrado o gustado a los pobladores por lo que todavía se sigue creyendo en estos seres míticos. Asimismo, entre los más famosos están:

Los 4 seres sagrados

Estos representan los cuatro puntos cardinales que son custodiados por las 4 Bestias Sagradas,  las cuales son considerados animales sagrados y divinos que compartes rasgos de las constelaciones chinas.

En la cultura japonesa su trabajo es proteger y custodiar los cuatro costados de la ciudad de Kyoto, por lo que se edificaron distintos templos que denotan su importancia en esta antología.

4 seres sagrados
Las 4 bestias sagradas.

1. Genbu

El norte es protegido por la bestia sagrada con aspecto de tortuga que tiene una serpiente enrollada que es representado a través de la tierra y el invierno.

Genbu
Tortuga sagrada Genbu.

2. Suzaku

Guardián del sur que tiene el aspecto de un Ave Fénix que cuenta  con el fuego como su elemento, y es el único que cuenta con una constelación.

Suzaku
Suzaku custodio del sur.

3. Byakko

Protector del oeste que luce como  un tigre blanco que simboliza el viento.

Byakko
Byakko el tigre blanco.

4. Seiryu

Dios del este que luce como dragón azul, y su elemento es el agua.

Seiryu
Seiryu animal mítico.

Shinigami, dios de la muerte

Otro ser mitológico de Japón es Shinigami, que es conocido como dios de la muerte.

Se cree que provocan que los seres humanos a sentir sentimientos y deseos de muerte justo en la fecha en la que está destinada su fallecimiento, decidiendo de forma inconsciente por los humanos como morirán.

Shinigami
Shinigami deidad de la muerte.

Mitos y leyendas de esta antología

A continuación los mitos y leyendas más populares:

1. Creación de los dioses Izanagi e Izanami

Se piensa que los primeros dioses crearon a dos seres divinos un dios al que llamaron Izanagi y una diosa llamada Izanami.

A estos seres se les encargo de que crearan múltiples islas junto con nuevas divinidades que vendrían a la tierra.

Esta pareja tuvo muchos hijos pero lamentablemente cuando esta dio a luz Kagutsuchi conocido como el dios del fuego murió, lo que devasto a Izanagi quien no quería pasar el resto de sus días sin su esposa por el que decidió viajar a la tierra de los muertos japonesa el Yomi.

dioses Izanagi e Izanami.
Dioses Izanagi e Izanami.

La búsqueda de Izanagi

El partió en su búsqueda pero no le gustaba la oscuridad y se empezó a sentir nervioso por lo que procedió a buscar a su esposa, al encontrarla sumida en la penumbra le rogo que regresara con el pero ella le escupió, él no se dio por vencido y siguió tratando de convencerla hasta que lo logro, ella le pidió que la dejara dormir un rato, el accedió pero entro a su cuarto donde vio a su amada deforme.

Al despertar y ver el rechazo de su amado esta enfureció y procedió a perseguirlo con la intención de matarlo con el apoyo de las Shikomes salvajes o mujeres asquerosas, pero el dios logro huir de una gran persecución de la que casi no logra salir.

Al final Izanagi logro llegar exhausto a la puerta que separaba ambos mundos, donde al cruzar el umbral cerró fuertemente la roca que los dividía, por su parte Izanami gritó enfurecida, y maldijo a su marido y le avisó que si no dejaba que saliera ella mataría todos los días a 1.000 hombres, este molesto le dijo que él en contraparte daría vida a 1.500 hombres al día.

Lo que conllevo, a que se comenzara a extender la muerte por la tierra.

2. Namazu creador de los terremotos y tsunamis

Para los japonés el que provocaba los terremotos y tsunamis es un ser mítico llamado Namazu, que es un siluro gigantesco que habita bajo tierra, que formaba parte de los Yokai una serie de monstruos japoneses que se vinculan con los desastres y a todo tipo de desgracias.

Es una divinidad que tiene la habilidad de convertirse en horrible y gigantesco pez que gobierna las aguas con gran fuerza.

Namazu
Namazu el creador de los terremotos.

Kashima el protector

El único que puede controlar a este personaje es el dios Kashima quién es el encargar de proteger a los ciudadanos de sus fechorías colocando sus poderes mágicos una pesada y enorme piedra sobre Namazu para que se esté quieto, él y su cola.

Es un trabajo difícil y agotador que rivaliza en ocasiones con otras actividades que tiene que hacer para otros dioses y es cuando Namazu provocaba temblores esparciendo el pánico entre la población.

Cuando ocurre Kashima reacciona y lo vuelve a presionar contra la piedra.

En casos en los que el dios no puede vigilarlo la encargada es Ebisu, una diosa tranquila y pacífica que evoca la buena suerte, aunque esta no es la más adecuada para el trabajo pero trataba de controlar los impulsivos movimientos del siluro sin mucho éxito hasta que Kashima llegaba, lo que para  las personas representa la explicación de un terremoto violento, teniendo en cuenta sus réplicas, y la posterior desaparición de las mismas.

Japan Mithology
Japanese Landscape

Deja un comentario