Home Dioses Mitológicos Ra Dios Del Sol, La Luz Y Calor En La Mitología Egipcia

Ra Dios Del Sol, La Luz Y Calor En La Mitología Egipcia

Ra dios del sol en la mitología egipcia. Sus creyentes lo consideraban el dios que lo creó todo. También era conocido como un dios central increíblemente poderoso e importante del panteón egipcio. Fue adorado más que cualquier otro dios por los antiguos egipcios. Representaba la luz del sol, el calor y el crecimiento. Como Apolo en la mitología griega.

Orígenes de Ra dios del sol

Los mitos egipcios han sido creados a partir de textos piramidales y escritos y decoraciones de tumbas. La religión del antiguo Egipto se centraba en muchos dioses, siendo Ra el más venerado. Ra no tenía padres y fue creada por ella misma.

Mitología

Ra fue el centro de la mitología egipcia y varios mitos y leyendas se centran en el dios por completo o incluyen una apariencia. A menudo se combinaba con el dios Amón, mientras que otros mitos describen a Ra como el líder de todos los dioses. Otros mitos afirman que él era el único dios y que todos los demás dioses eran una extensión de él.

Creación de Ra

Ra no tenía padres. Se le considera auto-creado y hay muchos mitos que sugieren cómo llegó a serlo. Se dice que antes de que hubiera tierra o paisajes reconocibles, había un cuerpo de agua llamado Nun. El agua era poderosa y un huevo brillante surgió de la oscuridad. Dentro de este huevo estaba Ra. Los rayos del sol cayeron sobre su cuerpo y le dieron el poder de la luz del sol. Luego creó todos los demás elementos de la vida pronunciando sus nombres secretos.

Pasó sus días viajando a través del cielo en un barco, donde llevaba oraciones y bendiciones para los vivos. Por la noche, viajaba al Inframundo donde Set y Mehen le ayudaban a derrotar demonios y monstruos. Él dejaría la luna en el cielo mientras viajaba al Inframundo para que los vivos aún tuvieran luz. Se dice que renacía cada día cuando el sol se elevaba sobre el horizonte.

El nacimiento de los humanos

Un mito nos dice que Ra llegó al poder por primera vez durante la edad de oro. Todo era perfecto y tal como debía ser. La tierra no había sido manchada de ninguna manera. La visión de tal perfección conmovió a Ra hasta las lágrimas y cayeron a la tierra. Las lágrimas se convirtieron en humanos. Al principio, Ra estaba obsesionado con ver a los humanos interactuar y crecer. Pero luego se enfureció con ellos al terminar la edad de oro que tanto había amado.

Eran crueles el uno con el otro y estaban arruinando la tierra. Llamó a la diosa Hather y la transformó en una leona salvaje. Luego la envió a la tierra para matar a todos los humanos. Hather atacó a todos los humanos que encontró, matando a la mayoría. Pero antes de que pudiera eliminar a todos los humanos, Ra cambió de opinión. Decidió que necesitaba detener a Hather y lo hizo dándole suficiente cerveza para intoxicarla. Olvidó su misión, pero el daño que había causado era permanente. Los humanos habían sido introducidos a la muerte y ahora todos se enfrentaban a su inmortalidad.

El poder de un nombre

Una diosa llamada Isis sabía que Ra tenía un nombre secreto. Este nombre secreto poseía un inmenso poder y le permitía realizar hechizos mágicos cuando lo deseaba. Ella sabía que Ra no le diría el nombre sin un plan, así que rápidamente se puso a trabajar. Ra había comenzado a envejecer e Isis lo visitó un día. Ella recogió la saliva que goteaba por su barbilla y la mezcló con tierra y arcilla. Ella formó su mezcla en una serpiente venenosa.

Cuando Ra salió a caminar, la serpiente lo mordió e inmediatamente sintió que el veneno corría por su cuerpo. Tenía un dolor tremendo y pidió a los otros dioses que le ayudaran. Isis prometió ayudar a Ra, pero sólo si le decía su nombre secreto. Al principio se resistió, pero a medida que el dolor empeoró, le dijo a Isis lo que ella quería saber. Ella entonces realizó su primer hechizo y quitó el veneno del cuerpo de Ra y lo sanó.

Familia

Ra tenía varios hermanos, entre ellos Apep, Thoth, Sobek y Serket. También tuvo muchos hijos, incluyendo Shu, Tefnut, Bastet, Ma’at y Hathor. Se dice que tuvo relaciones con Hathor, Sekhmet, Bastet y Nut.

Apariencia

Ra suele presentarse en su forma humana con una cabeza de halcón coronada con un disco solar. El famoso disco solar estaba rodeado por una cobra sagrada llamada Uraeus. En algunas representaciones artísticas del dios, se le muestra como “un hombre con la cabeza de un escarabajo” o a veces como “un hombre con la cabeza de un carnero”. Algunos dibujos antiguos del dios lo muestran en una forma animal completa, como una serpiente, garza, león, carnero, gato, escarabajo, halcón o fénix.

Simbología

Hay tres símbolos principales de Ra. La primera es la más obvia y conocida. El disco solar que rodeaba su cabeza simboliza lo que representa el dios, incluyendo la luz solar, el calor y el crecimiento. Como él era el dios de la creación, el disco solar representa la luz y la energía necesaria para la vida. El Árbol de la Vida es también un símbolo de Ra, aunque es un símbolo religioso importante en general para la antigua religión egipcia.

El Árbol de la Vida era considerado sagrado y se encontraba en el templo del sol de Ra. Se dice que la fruta creció de este árbol pero no estaba disponible para los humanos. En cambio, se reservaba para los faraones y se decía que prevenía el envejecimiento. Se creía que la vida eterna podía lograrse comiendo el fruto del Árbol de la Vida. El último símbolo relacionado con Ra es el Bennu, el nombre de un pájaro que representa el alma del dios. El pájaro era un ave fénix y está sentado en el Árbol de la Vida. A veces, Ra es representado como un fénix, mostrando la conexión entre los dos.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here