Freyr: Dios De La Fertilidad Y La Paz En La Mitología Nórdica

Freyr es miembro de la tribu Vanir. Hay dos tribus de dioses en la mitología nórdica, los Vanir y los Aesir. Los Vanir son generalmente considerados dioses de la fertilidad, mientras que los Aesir son conocidos como dioses guerreros. Como tal, tiene sentido que Freyr sea conocido como un dios de la fertilidad y la paz. También está fuertemente asociado con el sol, lo que nos da una buena idea de su importancia.

A través de muchas culturas, los dioses del sol tienden a estar en, o cerca de, la cima de sus respectivos panteones. Freyr es descrito en viejos poemas como el primero de los dioses en cuanto a la reputación. Aparentemente, a nadie le caía mal entre toda la gente.

Freyr

 

Origen

 

Puesto que es un dios tan prominente en la mitología nórdica, hay extensos escritos sobre él y sus actos. Como en la mayoría de la mitología nórdica, podemos leer sobre él en el Edda de Prosa y el Edda Poético. Hay muchas formas arqueológicas de evidencia de que Freyr ha sido venerado, y el registro escrito más antiguo data del año 1125.

La adoración de Freyr está especialmente asociada con Suecia, tanto es así que se cree que la casa real sueca desciende directamente de él. Claramente, está profundamente entretejido en la cultura y la historia de los pueblos escandinavos y germánicos, un dios radiante cuya presencia todavía se puede sentir hoy en día en el arte y las historias de esa parte del mundo.

Historia

Freyr

Después de que Freyr nació, se le hizo un regalo para conmemorar su primer diente, que es una tradición nórdica. Ese regalo fue Alfheim, uno de los nueve mundos en las ramas de Yggdrasil y hogar de los elfos. No está claro si esto hace de Freyr el gobernante de Alfheim, pero ciertamente fue su hogar. A lo largo de su vida, Freyr llegó a poseer muchos tesoros, como cabría esperar de un dios de la riqueza.

Uno de sus mayores tesoros fue su nave, Skithblathnir. Este barco era una nave mágica asombrosa que siempre tenía un viento favorable, sin importar lo que pasara. Sin embargo, ese no era su mayor truco: Skithblathnir podía ser doblado en un pequeño objeto que cabía dentro de una bolsa. Este increíble barco permitió a Freyr viajar por los mares con facilidad.

En tierra no fue forzado a ir a pie, tampoco. Tenía una magnífica carroza dibujada por jabalíes que llevaba la paz a todas partes. Una de las historias más famosas de la historia nos cuenta cómo se enamoró. Después de la guerra entre los Aesir y los Vanir, Freyr se convirtió en uno de los rehenes que se unieron a los Aesir. Un día, decidió sentarse en el trono de Odín, que tenía el poder de mostrar al usuario cualquier cosa en los nueve mundos de Yggdrasil.

Desde allí, podía ver al gigante de las heladas Gerd. Freyr se enamoró al instante. Envió a uno de sus sirvientes, llamado Skirnir, a buscar a Gerd y proponerle que se convirtiera en su esposa. Tuvo que hacer esto yendo al salón de su padre, Gymir, para que le pidieran permiso para casarse. Este fue un viaje bastante peligroso, así que Skirnir le pidió a su señor Freyr el equipo necesario para completar su misión. Skirnir se llevó muchos de los tesoros mágicos de su amo, incluyendo su caballo y su espada.

También llevó regalos para regalar a Gerd. A Skirnir le dieron manzanas doradas y un brazalete dorado con el que intentar cortejar a Gerd. Aunque fue un viaje difícil, Skirnir finalmente se las arregló para ponerse de pie ante Gerd y hacer la propuesta en nombre de Freyer. Desafortunadamente, Gerd no se dejaba llevar por las ofrendas de regalos. Tampoco le preocupaba la amenaza de decapitarla con la espada de Freyr.

Finalmente, consiguió que ella aceptara maldiciéndola con un molde mágico con la espada de su maestro. Es bajo esta amenaza que finalmente le jura su amor al dios nórdico. Skirnir regresó a Freyr para darle la noticia de que Gerd lo conocería y se casaría con él. La espada, sin embargo, se quedó con Skirnir, un precio que Freyr pagó con gusto a pesar de que lo dejaría sin protección cuando se produjera el fin del mundo, Ragnarok. Esta decisión significó que Freyr se condenó a muerte a sabiendas, pero consideró que era un destino mejor que una vida sin Gerd.

Apariencia

Freyr

Freyr suele ser representado como un hombre viril, musculoso y con el pelo largo y suelto. A menudo lleva una espada y casi siempre va acompañado de su gigantesco jabalí de cerdas doradas, Gullinbursti. Ya que es el hijo del dios del océano y él mismo el dios del sol, podemos ver ambos temas en las obras de arte que lo representan. Algunas imágenes lo mostrarán sosteniendo un cuerno, ya que en uno de sus mitos se ve obligado a entregar su espada y en su lugar debe conformarse con un cuerno. Como dios de la fertilidad, a veces se muestra como un hombre muy bien dotado.

Familia de Freyr

Como casi todos los dioses nórdicos, es en parte gigante, en este caso, por parte de su madre. Es el hijo de la gigante de las heladas, Skadi, y el dios del mar, Njord. También es el hermano gemelo de su igualmente hermosa y famosa hermana Freyja. Su hermana gobierna sobre mucho de lo que hace este dios de la fertilidad y la paz, pero además preside sobre la muerte y la guerra. Algunos relatos no identifican a Skadi como la madre de Freyr, sino como la hermana sin nombre de Njord. En ese caso, la madre de Freyr también sería su tía, pero ese tipo de matrimonio no era nada raro entre los dioses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here