Inicio Dioses Mitológicos Baldur: Dios De La Luz, La Pureza y el Sol En La...

Baldur: Dios De La Luz, La Pureza y el Sol En La Mitología Nórdica

Baldur era el del hijo Odín y Frigga y tenía muchos hermanos, entre ellos Thor. También es conocido como el padre de Forseti, el dios de la justicia en la mitología nórdica.

baldur

Fue representado como un personaje increíblemente guapo que también era muy generoso, una razón que lo hizo gustar a casi todos los dioses. Gracias a adaptaciones modernas algo consistentes de mitos y dioses nórdicos, hemos estado viendo a grandes deidades de la mitología nórdica como Odín y Thor obtener más y más tiempo frente a la pantalla.

Sin embargo, la mitología nórdica es mucho más que sólo estos dos. Examinaremos los dioses y mitos nórdicos uno por uno y ahora es el momento del dios de la pureza, la luz y el sol de verano.

Baldur en Historia y Obras Literarias

Este dios nordico fue mencionado por primera vez en la historia en el siglo XII, durante el cual varios cronistas latinos daneses, entre ellos Saxo Grammaticus, relataron la leyenda de Baldur.

Dos grandes obras literarias escritas en el siglo XIII, el Edda Poético y el Edda Prosa, contienen muchas referencias a Baldur y al relato de esta muerte, un acontecimiento que fue considerado como un desastre que anunciaba al Ragnarok.

Otras escrituras dentro de la Prosa Edda nos hablan de los intereses románticos de Baldur y de su descendencia, así como de sus posesiones personales. Junto con su residencia, el barco más grande que se haya construido, propiedad de Baldur, Hringhorni, fue mencionado en la Edda de Prosa.

El nombre de Baldur y su significado

En sus escrituras de mitología teutónica, Jacob Grimm pinta vínculos entre la leyenda nórdica  y el viejo alto alemán, ‘Baldere’. Por otra parte, otros historiadores relacionan el nombre con las antiguas palabras inglesas, `bealdor’ y `baldor’, que pueden interpretarse como `señor’, `príncipe’ o `rey’, o `señor de los hombres’, `señor de los guerreros’.

En un sentido general, el idioma nórdico asocia todos estos términos con héroes y heroísmo. Jacob Grimm va más allá al interpretar estas palabras de una manera que significa “audaz” y “valiente”.

Dicho esto, estas asociaciones con el nombre de Baldur como un “dios valiente” pueden no ser el significado principal detrás de él. En las lenguas bálticas hay una palabra que se traduce literalmente como “el blanco” o “el bueno”.

Como resultado, Jacob Grimm sugirió que el nombre podría haber sido una palabra llevada de las lenguas bálticas a las lenguas protogermánico, mostrando asociaciones con “día”. En conclusión, el nombre se asociaba con el término `brillante’ o `blanco’ que refuerza la creencia de que él es el dios del sol, la pureza y la luz del verano.

La muerte de Baldur en mitología

baldur

De todos los mitos que lo involucran, el relacionado con su muerte es probablemente el más famoso. El relato de la muerte de Baldur fue mencionado en numerosas ocasiones ya en el Edda de Prosa y en el Edda Poético. Según la creencia, su muerte fue uno de los muchos acontecimientos desafortunados que resultarían en la destrucción de los dioses y el fin del mundo durante el Ragnarok. Dicho esto, se creía que Baldur volvería a nacer en el nuevo mundo.

Según el mito, Baldur soñó con su propia muerte y compartió este sueño con su madre. En estos tiempos antiguos, los sueños eran considerados como profecías de los acontecimientos venideros y eso trajo gran tristeza a Baldur. Después de escuchar sobre el sueño, su madre, Frigg, obligó a cada objeto animado o inanimado de la Tierra a hacer un voto de no hacer daño a Baldur.

Se dice que el único objeto que no hizo este voto fue el muérdago. Dado que se trataba de una planta ordinaria, no se consideraba una amenaza contra el Dios del sol. Algunas versiones del mito sugieren que Frigga descuidó el muérdago pensando que es una planta inofensiva.

Uno de los dioses nórdicos, que ha sido considerado como un Dios algo malvado, Loki, oyó hablar de este voto y del hecho de que el muérdago no juró nunca dañarlo. Loki hizo una lanza mágica con el muérdago.

Más tarde, mientras los dioses se entretenían lanzando objetos a Baldur porque sabían que no podía ser herido. Loki fue a ver al hermano de Baldur, Hodr el dios ciego, y le entregó la lanza en un acto de engaño. Hodr lanzó la lanza a Baldur y sin saberlo lo mató.

El cuerpo  fue quemado a bordo de su nave, Hringhorni, considerada la mejor nave jamás construida. Se cree que Odín susurró algo en los oídos de Baldur, aunque no hay registros de mitos que indiquen cuáles fueron sus palabras.

La esposa de este Dios nórdico saltó a la pira funeraria en el barco en llamas para rendirse al Ragnarok, con la esperanza de que se reuniera con él. Su caballo también fue arrojado al fuego para ser quemado a su lado.

Cuando  llegó al inframundo, Hel juró enviarlo de vuelta al mundo de los vivos, si todos los objetos de la Tierra, tanto vivos como muertos, derramaban una lágrima por él. Al igual que el juramento que causó su muerte, sólo había un objeto que se negó: una gigante llamada Þökk.

Algunas versiones de la historia sugieren que esta gigante era en realidad Loki disfrazada que no lloraría la muerte de Baldur. En cualquier caso, esto significaba que Baldur no podía escapar del inframundo, no hasta que Ragnarok tuviera lugar, momento en el que renacería en el nuevo mundo para gobernar con los otros hijos de Thor.

La historia de Frigga y el muérdago

Según la creencia, después de la muerte de Baldur, las lágrimas de su madre Frigg se convirtieron en las bayas del muérdago y se acordó que el muérdago sólo traería amor al mundo, no muerte ni nada más, y dos personas que pasaban por debajo de él compartirían un beso en memoria de Baldur. Esa es la razón por la que la gente se besa bajo el muérdago hoy en día.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here