Apolo Dios Del Sol, La Luz, Conocimiento, La Peste, Poesía Y Más

Apolo Dios del sol, la  poesía, el arte, el tiro con arco, la peste, la luz, el conocimiento y la música; era dios de muchas cosas, lo que lo convierte en uno de los dioses más importantes de la mitología griega. Nació en la isla de Delos y tenía una hermana gemela llamada Artemis. También era un dios oráculo y patrón de Delfos.

Era un dios sabio y sus mitos lo describen como un individuo alegre. También puede ponerse celoso cuando lo provocan. Creía en el poder de la ley y el orden y quería que el pueblo griego fuera feliz y pacífico. Es seguro decir que Apolo era un dios favorito. Sus mitos también fueron adaptados por los romanos, donde demostró una vez más ser uno de los favoritos de la gente.

Orígenes

Aunque con el tiempo se convertiría en uno de los dioses más venerados de la mitología griega, sus orígenes se remontan a fuera de Grecia. La historia muestra que los cultos en Asia fueron los primeros en adorar a Apolo y se especula que su primer papel fue en realidad como protector de los pastores. Los griegos no serían los últimos en adorar a Apolo. Después de ser conquistados por los romanos, la mayoría de los dioses griegos fueron adoptados por los romanos. Sus nombres se cambiaban a menudo, pero sus mitos y simbolismo seguían siendo los mismos. Apolo tenía el mismo nombre en la mitología romana, pero sus padres eran Júpiter y Latona y su hermana gemela era Diana.

Mitología

Hay muchos mitos en torno a Apolo, todos ellos con grandes elementos de aventura. Vamos a explorar las versiones griegas de estos mitos. Las versiones romanas son casi idénticas, excepto por los nombres y las ubicaciones. Los mensajes centrales son los mismos.

Nacimiento de Apolo

Uno de los mitos más populares que rodean a Apolo es la historia de su nacimiento. La madre de Apolo, Leto, era la diosa de la maternidad. Sedujo a Zeus y quedó embarazada de gemelos. Pero Hera, la esposa de Zeus, estaba furiosa por el asunto y se aseguró de que Leto no pudiera encontrar un refugio para dar a luz. Hera incluso impidió que su propia hija, Eileithyia, ayudara a Leto a dar a luz, ya que era la diosa del parto. Zeus se sintió terrible por el dolor y el sufrimiento por el que estaba pasando Leto y la convirtió en una codorniz para que pudiera encontrar refugio.

Leto buscó por toda Grecia hasta que encontró una pequeña isla conocida como Delos. Hera no pudo impedir que Leto se asentara en la isla, ya que el viento la movía y las olas la movían. Leto sufrió durante nueve días y nueve noches con terribles dolores de parto. Al décimo día, fue a un pequeño lago y se apoyó en una palmera. Se desabrochó el cinturón y dio a luz sola a Artemisa, que se convertiría en la diosa griega de la caza. Pero Artemisa asumió inmediatamente un nuevo papel y asistió a su madre en el nacimiento de su hermano Apolo. Debido a esto, ella reemplazó a Eileithyia y también llegó a ser conocida como la diosa del parto.

El Dios de la Música

Hay un mito que cuenta por qué Apolo se convirtió en el dios de la música. Comienza describiendo a una pitón que vivía en el monte Parnaso. Él esparcía la maldad a través de la tierra y dejaba un olor desagradable por dondequiera que iba. También era letal, matando a cualquiera que lo traicionara. Apolo acababa de nacer, pero incluso con sólo cuatro días de vida, era fuerte y capaz.

El herrero Hefesto le había dado un arco de plata con flechas doradas. Apolo quería vengarse de Pitón por todo lo que había hecho a los griegos, incluyendo perseguir a su madre mientras estaba embarazada. Apolo fue a la cueva de Pitón. Al entrar, fue recibido por el monstruo que ya estaba furioso por el hecho de que el joven había venido tras él. Se abalanzó sobre Apolo e intentó arrebatárselo, pero Apolo era más rápido.

Le disparó una flecha al pitón y le perforó la frente. El pitón gritó de dolor tan fuerte que toda Grecia lo oyó. Hizo todo lo que pudo para salvarse, pero sucumbió a su lesión. Apolo estaba encantado de haber salvado a los griegos de la Pitón. Alcanzó su lira y tocó una canción de victoria para que todos la escucharan. La canción era tan perfecta que le valió el título de dios de la música. Una vez terminada la canción, el joven tomó el cuerpo de su víctima y lo enterró bajo las laderas del Monte Parnaso.

Además, construyó el oráculo de Delfos, que se convertiría en el oráculo más famoso del país. Aunque se había librado de la temida Pitón, sus acciones seguían siendo consideradas un crimen por las leyes del Monte Olimpo. Zeus lo castigó ordenándole que instituyera los Juegos Pitenses en Delfos. Hubo competiciones atléticas y musicales e incluso Apolo participó en algunas de ellas. Los juegos se celebraban cada cuatro años en homenaje a Apolo.

Familia Dios Del Sol

La familia de Apolo es un poco diferente entre las versiones romana y griega. La versión romana tiene a Júpiter y Latona como sus padres (Júpiter es la versión romana de Zeus) y su hermana gemela es Diana en lugar de Artemisa. La versión romana de él dice que sus hijos son Asclepio, Orfeo, Trolius y Aristóeus. Nunca se casó, pero tuvo muchos amantes.

Apariencia

Hay sólo unas pocas descripciones de Apolo en la literatura, pero fueron lo suficientemente detalladas como para darnos una buena idea de cómo era. En las representaciones artísticas del dios, se le muestra como un hombre joven y guapo de pelo dorado. A diferencia de la mayoría de los dioses masculinos, Apolo no tiene barba y normalmente se muestra con una corona de hojas de laurel en la cabeza.

Simbología

Hay muchos símbolos asociados con Apolo, incluyendo arco y flechas, su instrumento musical la lira y una serpiente, un tributo a su batalla con la pitón. También está asociado con muchos símbolos relacionados con su tocado, incluyendo rayos de luz, una corona y ramas de laurel. Todo reflejado en la mitología griega.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here